Oración para la noche.

Amado Dios, me acerco ante Ti, justo cuando me preparo para ir a dormir, para darte gracias por cada una de las bendiciones que me diste el día de hoy. Me diste el maravilloso regalo de la vida, me brindaste un hogar, una hermosa familia, hay un techo que nos cubre y hubo alimentos en nuestra mesa. Nuestros días son plenos y dichosos gracias a Ti Señor, por favor nunca te separes de nuestro lado.




Te pido que en la noche seas nuestra amorosa compañía y nos protejas con tu hermoso manto de luz y de paz. Por favor, aleja a todo enemigo mal intencionado de nuestro hogar y aparta toda envidia y todo pensamiento negativo que pretenda lastimar la armonía y la prosperidad de quienes en el moramos.

Señor, te invito a que entres a mi hogar y nos ayudes a serte fiel aun en nuestros sueños. Por favor ayúdanos a tener un buen descanso para refrescar nuestra alma agitada y necesitada de Ti.

Te pido también, amado Padre, que seas nuestro valle de paz y reposo, para poder encontrar en ti la vitalidad, la calma y la energía, para reponer nuestro cuerpo cansado y poder despertar mañana llenos de alegría y entusiasmo a vivir el nuevo día que Tú nos darás.



Concedenos Señor, descanso para nuestra mente y nuestro corazón, llena nuestra vida de fe y esperanza y por favor fortalece nuestro espíritu.

Y si es tu voluntad, háblame en mis sueños, sé una luz que ilumine mi mente y ayúdame a encontrar las soluciones para aquellas situaciones que me preocupan y que anhelo remediar.

Amado Dios, qué hermoso es descansar con la certeza que Tú estás a mi lado cuidando mi sueño, mi hogar y mi familia. Mi vida, mis ilusiones y mis esperanzas están puestas en tus manos, pues confío en ti y en tus maravillosas promesas, Amén.


Hacer esta oración con fe y devoción antes de ir a descansar, te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por el día que termina y pedirle que sea el quien proteja tu vida, la vida de tu familia y tu hogar durante la noche que empieza. Confía, Dios te ama y llenará tu vida de hermosas bendiciones.




Descansa confiado, pues Dios te dará toda la paz y el descanso que tu vida precisa, para mañana vivir un día lleno de triunfo y prosperidad.