Esta poderosa oración alejará todo lo malo de tu vida.

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti con un corazón lleno de humildad, gratitud y esperanza. Sé que Tú eres la fuente de toda bondad y amor, y confío en tu poder divino para guiar mi vida por senderos de luz y bienestar.



Entrego mi vida a tus manos misericordiosas, confiando en que Tú dirigirás mis pasos y protegerás mi camino de todo mal.

Señor, te suplico que alejes de mí todas las sombras y oscuridades que intentan perturbar mi paz interior. Que tu luz divina disipe cualquier enfermedad que amenace mi bienestar físico, que tu escudo protector me libre de los enemigos que intenten sembrar discordia en mi camino. Que tu generosidad infinita colme mis días de abundancia y aleje la escasez económica de mi vida, permitiendo que fluya la prosperidad en cada aspecto de mi existencia.

Padre celestial, te ruego que me protejas de las personas abusivas que intenten dañar mi espíritu, de las traiciones que puedan entristecer mi alma, y de las envidias que envenenen mi corazón. Con confianza en tu amor inquebrantable, sé que Tú me sostendrás en tus brazos divinos, guiándome hacia la paz y la armonía.

Mi vida rebosa de felicidad gracias a tu presencia amorosa en mi corazón. Cada día es una bendición que disfruto plenamente, sabiendo que avanzo en los maravillosos planes que Tú has trazado para mí. Con cada paso que doy, sé que estás a mi lado, obrando milagros y prodigando tu amor incondicional.

Amado Dios, Hoy acepto todos tus designios con gratitud y humildad, sabiendo que tu amor infinito me sostiene en todo momento. Te doy gracias por escuchar mi oración esperanzada y en ti deposito toda mi confianza.

A partir de ahora mi vida estará llena de paz, milagros, felicidad, salud, bendiciones y prosperidad, y aquella persona que alce su mano en mi contra, encontrará tu mano poderosa y tu escudo que me defiende, me libra y me salva de todo mal y peligro, Amén.


Hacer esta bella oración te permitirá acercarte a Dios para entregarle tu vida de manera confiada y pedirle al Señor que te bendiga, te proteja y te mantenga siempre a salvo del peligro, de la enfermedad, de los enemigos, de las traiciones, de las envidias y de todo mal.


Amado Dios, yo confío en tu poder para guiar mi vida y protegerme de todo mal. Gracias por tu amor, por tu bondad y gracias porque sé que Tú me guiarás por caminos de paz, milagros, felicidad, salud, bendiciones y prosperidad, Amén.

Otras hermosas oraciones recomendadas para ti.