Oración de la mañana por mis hijos.

Amado Dios, en esta mañana me acerco hasta Ti con un corazón esperanzado para darte gracias por mis amados hijos y para poner sus vidas y sus destinos de manera confiada en tus poderosas manos.

Oración para una semana de prosperidad y abundancia.

Amado Dios, hoy inicia una nueva semana y yo estoy aquí, delante de tu presencia para darte gracias por el sol que brilla, por tu amor incondicional y por tantas hermosas bendiciones que siempre recibo de Ti.

Oración para entregar tu vida a Dios.

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti porque Tú mejor que nadie sabes lo que hay en mi alma y en mi mente; estoy cansado de luchar solo con mis fuerzas y por eso en esta oración quiero entregarte mi vida y pedirte que seas el firme pilar que me sostenga de pie ante las dificultades.

Oración a Dios para tener éxito en tu vida.

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti, antes que nada para darte gracias por tantas cosas maravillosas que Tú haces en mi vida, pues aunque algunas veces tenga ciertas necesidades, Tú siempre me brindas todo aquello que es esencial y verdaderamente importante.

Oración de bendición por tus hijos e hijas.

Señor mío y Dios mío, en este instante me acerco hasta Ti para darte gracias por la vida, por tu amor y por tantas cosas maravillosas que Tú me das cada día.

¿Por qué pido a Dios y no recibo?

¿Alguna vez has sentido que has recurrido a Dios con devoción y Él no responde a tus oraciones? La respuesta a esa situación tiene que ver con las experiencias de vida que Dios ha planeado para cada uno de nosotros y que Él no debe eliminar de nuestro camino, pues nos privaría del aprendizaje y el crecimiento personal y espiritual que debemos de afrontar.

Oración para pedir por la salud de los enfermos.

Amado Dios, en este instante me acerco hasta Ti, primero para darte gracias por todas las cosas buenas que Tú haces cada día. Gracias por estar siempre a mi lado y demostrarme a cada instante que Tú me amas y quieres lo mejor para mí.

6 cosas que Dios nunca te preguntará.

El amor de Dios es auténtico y no depende de lo que tú tienes, sino del brillo que hay en tu corazón, del amor que hay en cada uno de tus actos y la fe y la bondad con la que vives cada nuevo día.

Oración para la noche.

Amado Dios, los rayos del sol ya han cesado y una nueva noche se abre paso. En este instante me acerco hasta Ti para agradecerte, alabarte y bendecirte por todo lo que me has dado en este día.

Carta de Dios para una mujer triste.

Amada hija, esta carta está llegando hasta ti porque en ella hay unas palabras que tú necesitas escuchar. En la vida hay días de paz y días de angustia, pero hoy quiero que sepas que yo te amo y que seré guiando cada uno de tus pasos para que esta tristeza que hoy te embarga muy pronto se vaya de tu vida.