Oración para la noche.

Amado Dios, la última noche del mes de enero ha llegado y como es debido, hoy quiero darte gracias por todas las cosas maravillosas que Tú haces en mi vida, por ser mi guía y mi constante compañía.

Oración para la noche.

Señor mío y Dios mío, poco a poco las estrellas en el cielo nos van permitiendo ver su hermoso resplandor y nos anuncian que este domingo está llegando a su fin.

Oración para la noche.

Amado Dios, el afán del día ya ha cesado, poco a poco ha ido entrando la noche y yo no quiero terminar mi jornada sin antes darte gracias por tu amor, por tus cuidados, por tu guía y por cada bendición que Tú me das sin límite ni reparo.

Oración para la noche.

Amado Dios, la luz del sol ya ha cesado, una nueva noche ha llegado y como es costumbre, yo me acerco hasta Ti para darte gracias por todo el amor me Tú me haces experimentar en mi diario vivir.

Oración de fe para pedir por milagros extraordinarios.

Señor mío y Dios mío, hoy me acerco hasta Ti, con un corazón lleno de devoción para agradecerte por tu amor, por tu bondad y por cada cosa maravillosa que Tú me brindas.

Oración para la noche.

Amado Dios, un día más está terminando y en esta noche yo me acerco hasta Ti para decirte que mi vida es feliz gracias a tus cuidados y a tu constante compañía.

Oración para la noche.

Señor mío y Dios mío, la noche del domingo ha llegado y con ella, llega un instante para reflexionar acerca de la grandeza de tu amor y lo hermoso que es vivir bajo tu manto de protección y tu compañía.

6 cosas que Dios nunca te preguntará.

El amor de Dios es auténtico y no depende de lo que tú tienes, sino del brillo que hay en tu corazón, del amor que hay en cada uno de tus actos y la fe y la bondad con la que vives cada nuevo día.

Oración para la noche.

Amado Dios, los rayos del sol ya han cesado y una nueva noche se abre paso. En este instante me acerco hasta Ti para agradecerte, alabarte y bendecirte por todo lo que me has dado en este día.

Oración para la noche.

Amado Dios, en esta noche estoy aquí delante de Ti para darte gracias desde el fondo de mi corazón por tu bondad y por cada hermosa bendición que me diste a lo largo de esta jornada que ya está llegando a su fin.

Carta de Dios para una mujer triste.

Amada hija, esta carta está llegando hasta ti porque en ella hay unas palabras que tú necesitas escuchar. En la vida hay días de paz y días de angustia, pero hoy quiero que sepas que yo te amo y que seré guiando cada uno de tus pasos para que esta tristeza que hoy te embarga muy pronto se vaya de tu vida.