Oración de la lluvia del dinero.

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti con un corazón rebosante de gratitud y esperanza, reconociendo tu inagotable amor y tu infinita bondad, para elevar una oración hacia Ti, confiando en tu gracia y depositando mis sueños y necesidades en la inmensidad de tu misericordia.



Señor de abundancia, me postro ante Ti con la seguridad de que tu generosidad es ilimitada, y que tus planes para mí son de bienestar y prosperidad. En estos tiempos de desafíos económicos, te entrego mis preocupaciones y dificultades financieras, sabiendo que Tú eres mi refugio seguro y mi fuente inagotable de sustento.

Señor, como el agricultor espera con paciencia la lluvia que riega la tierra, así espero en ti con confianza y fe.

Te ruego, Dios misericordioso, que la lluvia del dinero caiga suavemente sobre mi hogar, empapando cada rincón de mi vida con tu provisión divina. Que tus bendiciones económicas sean como gotas de esperanza que nutren mi existencia, permitiendo que los días de escasez se disuelvan en la luz de tu gracia.

Encomiendo a tus manos amorosas mis necesidades financieras y mis aspiraciones, reconociendo que Tú eres el dueño de todo lo que existe en el cielo y en la tierra. Enséñame, oh Señor, a administrar con sabiduría los recursos que me has confiado y a ser un buen administrador de las bendiciones que provienen de tus manos generosas.

En medio de las dificultades, renuevo mi compromiso de confiar en tu perfecto plan para mi vida. Por favor fortalece mi fe para que pueda enfrentar cualquier tormenta con la certeza de que Tú eres mi roca inquebrantable.

Que cada día, mi confianza en Ti crezca como un árbol firme cuyas raíces se hunden profundamente en la tierra de tu amor incondicional.

Amado Dios, te doy gracias por escuchar esta humilde oración de la lluvia del dinero. Que tu gracia y provisión fluyan abundantemente, transformando mi realidad económica y en tu nombre, permitiéndome también ser una fuente de bendición para los demás, Amén.


Hacer esta bella oración te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por su amor, por su bendición constante y para pedirle su ayuda para resolver las preocupaciones económicas en tu vida. Repite esta oración por 7 días, el dinero caerá como lluvia tranquila en tu casa y tus días de escasez terminarán para siempre.


Confía, Dios es bueno, Él te ama, te bendice y de sus manos recibirás paz, salud, bendiciones, milagros y toda la prosperidad que tu alma anhela, Amén.

Otras hermosas oraciones recomendadas para ti.