Oración del salmo 112 para recibir dinero de manera inesperada.

Señor mío y Dios mío, en este instante de oración elevo mi voz hacia Ti con un corazón rebosante de gratitud y esperanza, que reconoce tu infinita bondad y tu poder ilimitado para transformar nuestras vidas de formas inimaginables. Me acerco hasta Ti con humildad y confianza, depositando mi fe en tu divina providencia.



Hoy, en el espíritu del Salmo 112, me entrego a Ti por completo, confiando en tu guía y dirección en mi vida. Reconozco que Tú eres mi pastor, y nada me faltará. Te entrego mis sueños, mis preocupaciones y mis anhelos, sabiendo que en tus manos todo es posible. Que tu luz divina ilumine mi camino y me conduzca hacia la senda de la prosperidad y el bienestar.

Padre celestial, te pido que me libres de las cadenas de la deuda y la escasez de dinero. En tu infinita bondad, sé que puedes abrir puertas que parecen cerradas y hacer fluir la abundancia en mi vida de manera milagrosa. Que tu gracia y favor me acompañen en todo momento, protegiéndome de las adversidades y conduciéndome hacia la plenitud económica.

Permíteme, Señor, ser un canal de tu amor y generosidad hacia los demás. Que la bendición que recibiere, sea compartida con aquellos que más lo necesitan, extendiendo así tu reino de amor y compasión en la tierra.

Que mi corazón esté siempre lleno de gratitud por tus innumerables bendiciones, y que mi fe en ti nunca decaiga, incluso en los momentos de prueba y tribulación. Confío en que tu amor incondicional me sostendrá y me fortalecerá en todo momento.

Que tu paz, que sobrepasa todo entendimiento, llene mi vida y me dé la certeza de que estás conmigo en cada paso del camino. Que tu mano poderosa me sostenga y me conduzca hacia la plenitud de vida que has prometido a tus hijos.

Amado Dios, te doy gracias por escuchar esta oración y por obrar en mi vida de maneras que superan mis más grandes expectativas. En el nombre de Jesús, amén.


Hacer esta bella oración te permitirá acercarte a Dios, darle gracias por su amor, por su bondad y pedirle al Señor que te bendiga, te prospere, te provea y te conceda la gracia de una vida llena de abundancia y bienestar.


Amado Dios, en esta oración inspirada en el Salmo 112, nos entregamos confiadamente a tu guía y providencia divina, buscando liberación de deudas y escasez, y esperando recibir de tus manos la abundancia económica, plenitud y felicidad, Amén.

Otras hermosas oraciones recomendadas para ti.