Salmo 1, el salmo para alcanzar tus objetivos.

Los Salmos son una hermosa manera de orar que tiene grandes resultados, porque cuando oramos con la palabra de Dios, nuestra oración tiene mucho más poder.


El Salmo 1 es un Salmo que puede ayudar a las personas que están dispuestas a alcanzar un objetivo particular ya sea personal, laboral o familiar. 

Por esta razón te invitamos a hacer este Salmo con la certeza de que cada una de sus promesas son para ti y que muy pronto podrás conseguir tus anhelos, porque la palabra de Dios construye, permite y alcanza. 

Aprópiate de estás palabras, repítelas hasta que sus promesas se queden grabadas en lo más profundo de tu corazón y vive con plenitud en las bendiciones que Dios tiene para entregarte. 

Salmo 1. 

Feliz el hombre
que no sigue el consejo de los malvados,
ni va por el camino de los pecadores,
ni hace causa común con los que se burlan de Dios,
sino que pone su amor en la ley del Señor
y en ella medita noche y día. 

Ese hombre es como un árbol
plantado a la orilla de un río,
que da su fruto a su tiempo
y jamás se marchitan sus hojas.
¡Todo lo que hace, le sale bien! 

Con los malvados no pasa lo mismo,
pues son como paja que se lleva el viento. 

Por eso los malvados caerán bajo el juicio de Dios
y no tendrán parte en la comunidad de los justos. 

El Señor cuida el camino de los justos,
pero el camino de los malos lleva al desastre.


Oración Final. 

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti para entregarte mi vida, mis necesidades y mis esperanzas. 

Por favor dame la sabiduría necesaria para obrar según tu voluntad, dame la firmeza y la vivacidad del árbol plantado a la orilla de un rio y enséñame la virtud de la paciencia, porque los que saben esperar en tus promesas, jamás serán defraudados. 

De mi parte trabajaré con amor y voluntad, dando cada día lo mejor de mí y esforzándome para alcanzar mis objetivos. 

Gracias Señor por escuchar mi oración y gracias por la promesa de que todas mis acciones serán de bienestar y edificación, Amén.


Ora con fe, pues Dios te ama y aquel milagro por el que tanto has esperado, muy pronto se hará realidad en tu vida, Amén.