Oración a Dios para abrir caminos de bienestar y abundancia.

Señor mío y Dios mío, hoy me acerco hasta ti para darte gracias por tu amor, por tu guía y por tu constante presencia en mi vida. Es posible que algunas veces tenga que enfrentar problemas y dificultades, pero Tú siempre has estado conmigo y nunca he tenido una necesidad que con tu ayuda no pueda superar.



Gracias Señor por mi vida, por la vida mi familia, por el techo que nos resguarda, por la ropa que nos viste y por los alimentos que Tú llevas a nuestra mesa. Es hermoso vivir en medio de la paz y la alegría que solo da tu provisión y tu compañía.

En esta oración quiero entregarte mis anhelos y preocupaciones; Tú sabes cuánto me esfuerzo cada día para lograr mis objetivos y también sabes que algunas veces mi avance se ve interrumpido por obstáculos y dificultades del camino.

Padre amado, te suplico que tu mano portentosa sea obrando y me defiendas del enemigo, me mantengas a salvo de la envidia, de la injusticia, que me rodees con tu amor y que no permitas que ninguna palabra de maleficio o acciones de maldad afecten mi porvenir.

Por favor camina siempre delante de mí, derrumba de mi camino todo obstáculo o impedimento y señálame aquella senda por la cual debo avanzar. Yo confío plenamente en Ti y en tus designios, pues aunque yo sea pequeño y débil Tú me haces grande y fuerte para vencer los temores y las dificultades.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración y por tus maravillosas promesas. Bajo tu dulce amparo pongo mi vida, a mi familia y mis amigos, pues sé que a tu lado nunca nos faltará nada. Por favor bendícenos, protégenos de todo mal y guíanos por bellos caminos colmados de victoria, propósito, bienestar, salud y abundancia, Amén.


Haz esta oración para pedirle a Dios que sea obrando en tu vida, derribando obstáculos, defendiéndote de la envidia, del enemigo malvado y guiándote por caminos plenos en éxito, bendición, bienestar y abundancia.


Fuerza, los problemas van y vienen, pero las bendiciones de Dios perduran para siempre. Sigue siempre adelante, da lo mejor de ti y confía, pues los días de bienestar y abundancia están a punto de llegar, Amén.