Oración para el domingo 26 de julio de 2020.

Amado Dios, hoy lleno de alegría me acerco hasta Ti para darte gracias por mi reparador descanso y porque Tú me has regalado un bello despertar. Es hermoso abrir mis ojos cada mañana y sentir tu obra a mí alrededor, es hermoso ser tu hijo y poder avanzar en cada jornada lleno de dicha, fe y con la esperanza firme de que en tu nombre, maravillosas bendiciones están a punto de llegar.




Señor, confío en que este domingo estará colmado de éxitos y alegrías. Por favor mantente a mi lado y permíteme tener sabiduría para tomar buenas decisiones, amor para actuar desde la bondad, fe para nunca desfallecer y fuerza de voluntad para permanecer firme y lleno de esperanza en este nuevo día.

Padre misericordioso, te pido que mires mi vida, la vida de mi familia y la de las personas que amo y que seas Tú abrazándonos, guiándonos, bendiciéndonos y llenándonos de paz y de amor.

Por favor, oriéntanos por el camino que nos conduce hacia Ti, dirige nuestro caminar en esta jornada y permítenos alcanzar nuestras metas y objetivos. Te pido que nos alejes de todo mal, del enemigo mal intencionado, de los comentarios que lastiman y de la envidia de los incapaces.

Señor, te pido también que aun en medio de las dificultades nos cubras con tu amor y nos ayudes a ser fuertes, pues tus planes son perfectos y cada situación tiene su función y su razón de ser.

Amado Dios, ayúdanos a recordar que aun en medio de cualquier oscuridad, tu luz siempre brillará, que la fe mueve montañas y que para Ti no existen imposibles.

Padre bondadoso, Tú sabes lo que es mejor para mi vida. Por eso confío en Ti y acepto cada uno de tus planes. En este día viviré feliz y lleno de fe, pues siento tu presencia y donde Tú estás, nunca hace falta nada. Te amo Señor, Amén.


Hoy queremos presentarte 10 días de oración para alcanzar un milagro, una hermosa guía de oración creada por Oración Milagrosa con el propósito de ayudarte a alcanzar aquel milagro que tanto anhelas para tu vida, pues para Dios nada es imposible.


Vive con alegría, ilusión y confianza, pues Dios te ama, su amor no conoce limites terrenales, y en este día y cada día de tu vida, Él te guiará por sendas de éxito y bendición.