Hermosa oración para el viernes 11 de agosto.

Amado Dios de infinito amor y bondad, hoy me presento ante ti para darte gracias por este día que comienza. Por favor llena de tu presencia mi vida y la vida de mi familia, por favor sé Tú en cada uno de nosotros y llévate toda ansiedad, todo miedo y toda angustia.




Señor, por favor permite que este sea un día de victoria en tu nombre, bendice cada paso que damos, bendice a nuestros amigos y a nuestras naciones.

Amado Dios, Tú mejor que nadie conoces mi vida, mi corazón, mis esperanzas y mis anhelos. Por favor tómame de la mano, guíame por caminos seguros de dicha y prosperidad y ayúdame a alcanzar mis metas. Por favor cúbreme con tu hermoso manto y llévame con bien a donde quiera que yo vaya.

Y si en algún momento se llegarse a presentar alguna dificultad, mi fe, mi fuerza y mi esperanza seguirán intactas, pues sé que Tú estás a cada momento conmigo y me proteges con amor, dándome la posibilidad de crecer y ser mejor cada día para servir, crear y compartir.

Señor, te pido que llenes nuestros corazones de amor y bondad, para poder ser útiles a tu obra. Permite que nuestra mano siempre esté lista para ayudar al hermano que lo necesita y que con nuestros actos pintemos cada día de los colores del amor y lo adornemos con acciones de afecto y ternura.

Amado Dios, pongo en tus manos este nuevo día. Tú sabes lo que es mejor para mi vida, por eso confío en ti y acepto cada uno de tus planes y designios. Declaro en tu nombre que este día será de dicha y bendición, pues siento tu presencia en mi vida y donde Tú estás, nunca ha de faltar absolutamente nada. Te amo Señor, gracias por escuchar mi oración, Amén.


Hacer esta oración con fe, gratitud y alegría, te permitirá acercarte a Dios para poner en sus manos este día que comienza y todo lo que vayas a hacer en él. Confía, Dios te ama y te acompañará en tu jornada, llenando tu vida de éxitos y dicha.


Vive con ilusión, fe y esperanza, pues Dios escucha tu oración y aunque no te responda con palabras, Él te responderá con hermosas bendiciones.