Oración para la noche.

Amado Dios, ha llegado la noche del domingo y en este instante me sereno y hago un recuento de cada momento vivido a lo largo de esta semana. Gracias porque Tú estuviste conmigo a cada instante dándome todo tu amor, tu luz y tu protección.




Gracias Señor por las metas que alcancé, por todas las personas con las que compartí, por los momentos en que fui feliz y también por aquellos donde tu gloriosa mano me sostuvo para no caer.

Gracias por el hogar que resguarda mi sueño y el sueño de mi familia, por los alimentos que Tú siempre pones en nuestra mesa, por la salud, por nuestros trabajos y por cada cosa que recibimos de tu mano.

La noche ha llegado y es momento de descansar. Te suplico que en esta noche seas Tú visitando nuestro hogar, librándonos de todo peligro y que nos concedas una noche de placido y feliz descanso, para mañana tener un despertar en ilusión y alegría.

Padre celestial, Tú sabes que para mañana y toda la nueva semana tengo muchas actividades y que necesito de tu ayuda y tu compañía para poder alcanzar todos los objetivos que me he propuesto. Por favor dame fuerza para atender todas mis obligaciones, fe para no declinar ante las dificultades y sabiduría para tomar las mejores decisiones.

Te pido también que en la nueva semana que llega seas Tú derramando tu bendición sobre el mundo y que en la humanidad florezca la salud, el bienestar, la unión y la justicia. Por favor socorre al desamparado, a los angustiados, a los niños que sufren y a todo aquel que necesite de Ti.

Amado Dios, gracias porque me guiaste y me cubriste con tu amor en cada día de esta semana que termina. Te pido que en la semana que empieza sigas cuidando de mí y de mi familia y nos des sustento, paz, bienestar y tu bendición, Amén.


Hacer esta oración te permitirá acercarte a Dios en esta noche para darle gracias por todas las cosas maravillosas que Él te concedió en esta semana que termina y también por todas aquellas que tiene preparadas para darte en la semana que llega.


Confía, deja tus preocupaciones en Dios y descansa tranquilo, pues Él te ama, te concederá un plácido descanso y un hermoso amanecer en alegría, bienestar y bendición.