Hermosa oración para el 31 de enero.

Amado Dios, poco a poco las estrellas fueron disminuyendo su fulgor, los primeros rayos del sol llegan a la tierra para anunciar la llegada de un nuevo día y hoy, lleno de fe y con un corazón que desborda fidelidad, me acerco hasta ti para darte gracias por todas las cosas maravillosas que Tú me brindas.



Señor, en cada mañana y durante cada no me cansaré de agradecer que tengo vida, una familia que amo, un hogar donde refugiarme, un plato de comida en mi mesa y muchas cosas más que agradecer y cuidar.

Padre celestial, el mes de enero está llegando a su fin. Ya han pasado los días de fiesta y nos quedan nuestras intenciones y propósitos para este año que recién empieza. Hoy quiero darte gracias por cada momento que viví en este mes y porque pude sentir tu presencia a cada instante. Es hermoso despertar cada mañana con la certeza y el valor que da tu entrañable compañía.

Dios mío, en tus manos deposito mi vida, la vida de mi familia y toda nuestra confianza. Por favor mira nuestro corazón y guíanos en cada paso, en cada decisión y no nos dejes caer ni tropezar. Por favor danos valor para seguir adelante aun en medio de las pruebas y las dificultades y permite que febrero sea un mes lleno de gloria, dicha, bendiciones y prosperidad.

Por favor entra a nuestro hogar y permite que tu luz bendita brille en nuestras vidas. Mira nuestros anhelos y necesidades y permite que estemos sanos, serenos y con nuestras almas llenas de paz.

Amado Dios, gracias por tu amor y por las hermosas bendiciones que me diste en enero. Desde hoy pongo en tus manos mis planes para febrero, por favor dame la fuerza y la sabiduría para poder realizarlos, Amén.


Hacer esta oración con gratitud, amor y esperanza, te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por todos los momentos vividos y bendiciones recibidas en el mes de enero y pedirle que sea Él guiándote y protegiéndote en el mes de febrero. Confía, Dios te ama y el colmará tu vida de triunfo y prosperidad.