Oración para la noche.

Señor mío y Dios mío, ha llegado la noche y con ella llega también un momento especial de reunión contigo. En este instante me acerco hasta Ti con un corazón contento para darte gracias por todas las cosas que Tú me permitiste disfrutar en el día de hoy.



Gracias Padre amado por los alimentos que llevaste hasta nuestra mesa, por la ropa que nos viste, por habernos librado de todo mal y permitirnos llegar al final de este día con la satisfacción del deber cumplido.

Quiero cerrar esta jornada dándote gracias porque sin duda alguna Tú eres un Dios bueno, misericordioso y porque siempre que necesito de Ti, puedo encontrarte fácilmente.

Amado Dios, Tú sabes que en mi vida hay muchas metas por alcanzar, por eso te pido que me bendigas, me concedas un buen descanso, me llenes de tu presencia y mañana me permitas despertar con fuerzas nuevas para poder seguir avanzando por caminos de victoria y realización.

Por favor haz de mi hogar tu lugar protegido, cuida de mí, de mi amada familia, líbranos del enemigo, de los peligros de la noche, concédenos la gracia de una buena salud y conviértete en el firme pilar que sustenta nuestras obligaciones y nuestras ilusiones.

En esta noche también elevo esta oración por toda aquella persona que termina este día con tristeza o dificultades, en especial por mis seres queridos; te pido que ellos puedan sentir tu compañía y encontrar solución para sus problemas.

Amado Dios, solo en Ti encuentro verdadero refugio y verdadera paz; hoy dormiré en paz porque sé que Tú has escuchado mi oración. Te alabo y te bendigo por todas las cosas buenas que Tú haces por mí y te doy gracias porque sé que con tu bendición, mañana será un día colmado de misión, propósito, triunfo, paz y bienestar, Amén.


Hacer esta oración te permitirá acercarte a Dios en esta noche, darle gracias por cuidar de ti, de tu familia, por su sublime compañía y pedirle que en esta noche sea bendiciendo sus vidas, sus hogares y todas sus ilusiones y esperanzas.


Amado Dios, gracias por cada momento vivido en este día y si en algo te falle, te pido perdón. Por favor concédeme un buen descanso y mañana, dame la dicha de un día en paz y bendición.