Hermosa oración para el jueves 31 de agosto.

Amado Dios, hoy, en el último día del mes de agosto, me acerco hasta Ti con la felicidad, la paz y la esperanza que solo da tu compañía, para darte gracias por tu amor, por tu bondad, por tu guía y por tus hermosas bendiciones.



Gracias Señor por que pude sentir tu presencia a lo largo de este mes que hoy termina, gracias por los momentos felices, por los logros cumplidos, por los sueños que nacieron y gracias también por las pruebas y los momentos difíciles que me hicieron crecer.

Yo confío en Ti y en tus planes perfectos y es por eso que en este momento quiero dejar atrás el mes de agosto, quiero conservar los recuerdos gratos y liberar el dolor. Quiero vivir cada día con un corazón noble y un alma esperanzada y quiero que seas Tú quien dirija mis pasos y cada uno de mis planes.

Padre celestial, te pido que por favor protejas mi vida, la vida de mi familia y de mis seres queridos en este nuevo día y en el próximo mes de septiembre. Por favor danos inteligencia para tomar buenas decisiones, fe para superar las adversidades y fuerza para trabajar con amor y construir días de dicha, victoria y prosperidad.

Camina junto con nosotros y señálanos el sendero que debemos de recorrer, protégenos para que nada ni nadie puedan hacernos daño, danos salud, el pan de cada día, un trabajo digno y líbranos del peligro, de la injusticia y de todo mal.

Señor, agosto está a punto de terminar. En este mes viví alegrías, victorias y tuve muchas lecciones aprendidas. Por todo te doy gracias, de todo aprendí y desde ahora manifiesto con amor, esperanza y fe que septiembre será un mes colmado de bendiciones, dicha, gozo y prosperidad, Amén.


Hacer esta oración con gratitud por todo lo vivido en el mes de agosto y esperanza por el mes de septiembre, te permitirá acercarte a Dios para poner en sus manos tu vida, tus planes, tus anhelos y tus batallas.


Confía, el amor y la bondad de Dios no conocen límites y de su mano muy pronto habrán de llegar días de regocijo, gloria y bendición.