Oración en momentos de tristeza y soledad.

Amado Dios, inmensa fuente de amor y fortaleza, Tú conoces mi vida, mis anhelos y también mis necesidades y por eso hoy me acerco hasta Ti para pedirte que seas mi amable compañía cuando me sienta solo, aun en medio de mucha gente y también cuando me sienta desfallecer.




Padre eterno, no es sencillo sobrellevar el sentimiento de soledad o el de estar lejos de las personas que amo. Por favor dame fuerza de carácter y sabiduría para poder superar este sentimiento y te pido también que colmes mi vida de comprensión y entendimiento y no permitas que sea yo quien cree mi propia celda con un mal carácter, falta de empatía o indiferencia por los demás.

Ayúdame también a comprender que aunque me sienta solo, nunca estoy solo, pues Tú, amado Dios, siempre estás conmigo y que si Tú estás conmigo, nada habrá de faltarme.

Te pido que me ilumines con tu hermosa luz, llenes mi corazón de amor y bondad y me permitas encontrar la respuesta a mis suplicas.



Confío en Ti y en tus maravillosas promesas, confío en que Tú eres quien me guía y sé que está en mis manos salir de esta sensación de tristeza y soledad, relacionarme y encender en mi vida la hermosa luz del servicio.

Y si en algún momento me sintiere desfallecer y con la mirada cabizbaja, rodéame con tu manto, dame tu paz y sé mi valle de calma y reposo.

Amado Dios, es en Ti donde están mi vida, mis victorias y mi liberación. Eres Tú esa brisa fresca en medio del desierto, la serenidad aun en medio de la más fuerte de las tormentas y eres el amigo que me colma de consuelo y afecto. Gracias por escuchar mi oración y gracias porque sé que en ti encuentro amor incondicional y sin medida, Amén.


Hacer esta oración con ilusión y fe te permitirá acercarte a Dios y pedirle que sea Él tu compañía en los días de soledad, que colme tu vida de esperanza, que te abrace con su amor y no te deje desfallecer.





Confía, Dios te ama y es tu mejor compañía. Él está contigo a cada instante colmando tu vida de calma y bienestar.