Oración para el lunes 2 de septiembre de 2019.

Amado Dios, al iniciar este nuevo lunes acudo hasta Ti para darte gracias por tu amor, por tu guía y por la inmensa bondad que Tú tienes conmigo y con todos mis seres queridos. Gracias por el techo que nos resguardó durante la noche, por la ropa que nos viste, por los alimentos que hay en nuestra mesa y también por el dinero que Tú has puesto en nuestros bolsillos.



Señor, hoy inicia una nueva semana y desde este instante quiero entregarte mi vida, la vida de mi familia, todas nuestras ilusiones, nuestras obligaciones y también nuestras preocupaciones.

Te suplico que esta nueva semana sea de gran bendición y ganancia; por favor danos tu guía, apóyanos en el trabajo, en los estudios y en nuestros quehaceres cotidianos. Líbranos de todo mal, del enemigo injusto y orienta nuestros pasos por sendas colmadas en salud, amor, milagros, bienestar y prosperidad.

Te pido también que nos alejes de la tentación del vicio, del pecado y de todo aquello que nos hace mal y nos aparta de ti; ayúdanos a ser cada día mejores personas e ilumina nuestros corazones para que seamos capaces de amar y entender a nuestros semejantes y poder ser un humilde instrumento de tu obra.

Señor, en esta mañana también quiero elevar una oración por las personas que están enfermas, por aquellos que buscan un empleo, por todo aquel que está pasando por una gran tristeza o por alguna gran necesidad, especialmente por mis amigos y familiares. Te ruego que tu hermosa luz inunde al mundo, que la esperanza florezca y que todos encuentren respuesta a sus clamores.

AMADO DIOS, es lunes y en esta nueva semana te pido que cuides de mí, de mi amada familia, que nos guíes con tu amor y nos des fuerza, fe, esperanza y oportunidades. En tus manos pongo nuestros sueños, nuestras necesidades y te suplico que nos ayudes a vivir una semana colmada de paz, propósito, bendiciones y prosperidad, AMÉN.


Hacer esta bella oración te permitirá acercarte a DIOS dar gracias al Señor por esta nueva semana que empieza y pedirle que desde ahora sea Él cuidando de ti, de tu familia y concediéndoles una semana llena de paz, bienestar, propósito, milagros y prosperidad.


ES LUNES y si la semana pasada fue una semana de luchas, en el nombre de DIOS esta será una semana de bendiciones y victorias, AMÉN.