Oración para la noche.

Amado Dios, en este instante cuando el mes de marzo está a punto de terminar, yo me acerco hasta ti para darte gracias porque eres un Dios bueno, que me guía, me soporta, me aviva y me protege.



Gracias Señor porque durante todo este mes pude sentir tu mano gloriosa sosteniendo los cimientos de mi vida, la vida de mi familia y nuestro hogar. Gracias por los alimentos que Tú generosamente llevaste hasta nuestra mesa, gracias por todo lo que logramos, gracias por los momentos felices y gracias también por las dificultades que nos obligaron a ser más fuertes y crecer en nuestra fe.

Quiero aprovechar este día de transición para renovar mi mente y mi espíritu. Señor, por favor ayúdame a ser consciente de aquellos actos y pensamientos que me hacen daño y permíteme abrir mi corazón para dar cabida a ideas nobles, propósitos justos y así recibir el nuevo mes de abril con una mejor actitud frente a la vida.

Por favor señálame aquel camino que debo recorrer para poder alcanzar la paz y la tranquilidad que anhelo, dame sabiduría para liberarme de toda carga innecesaria y dame la humildad que preciso para regocijarme en tus bendiciones y comprender que cada latido de mi corazón es una oportunidad única para dar lo mejor de mí y ser feliz.

Señor, en esta oración te pido también por todos aquellos que terminan este mes de marzo con alguna necesidad. Te pido por los enfermos, por los desempleados, por los niños huérfanos y por todo aquel que está atravesando alguna dificultad. Te pido que tu mano milagrosa sea abriendo las puertas del cielo y que una hermosa lluvia de bendición caiga sobre la tierra.

Amado Dios, marzo está llegando a su fin, con tus bendiciones he pasado el mes con éxitos, algunos errores, he superado batallas y he tenido muchas lecciones aprendidas. Por todo te doy gracias y desde ahora pongo en tus manos el nuevo mes de abril, por favor guía mis pasos y ayúdame a vivirlo en propósito, bienestar, triunfo y abundancia, Amén.


Hacer esta oración te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por haber cuidado de ti y de los tuyos en este mes de marzo que está a punto de terminar y desde ahora pedirle al Señor que en el nuevo mes de abril siga bendiciendo sus vidas y guiándolos por caminos buenos y seguros.


Descansa con confianza y despierta al nuevo mes de abril con alegría, pues Dios te ama y Él tiene planes maravillosos para ti y para los tuyos; sus bendiciones serán derramadas abundantemente, Amén.