Oración para que en mi hogar reinen la salud y la abundancia.

Señor mío y Dios mío, me acerco hasta Ti con un corazón feliz y esperanzado para darte gracias por tantas y tantas cosas maravillosas que Tú haces en mi vida y en la vida de mis seres queridos.



Gracias porque en Ti encontramos esperanza y propósito, gracias también por cuidar siempre de nosotros, por proteger nuestro hogar, por los alimentos que nos brindas, por la certeza de tu compañía y por la bella promesa de que cada nuevo día será más próspero y bendecido.

Amado Dios, hoy quiero entregarte de manera confiada mi hogar y la vida de todos los que en él habitamos. Por favor entra en mi casa, libera nuestra morada de las enfermedades, de los enemigos, del peligro que asecha, de toda atadura, maleficio y derrama sobre ella una lluvia de limpieza, sanación, bienestar y abundancia.

Te suplico que en mi familia siempre reine la unidad, permítenos permanecer unidos a pesar de las dificultades de la vida, haz que seamos una familia en donde se refleje tu inmensa bondad y permítenos ser un modelo para tu honra y tu gloria.

Por favor mira nuestras batallas y nuestras necesidades, acompáñanos siempre en nuestras tareas cotidianas, prospéranos en el trabajo, danos entendimiento para el estudio, ayúdanos a ser personas dignas de ti y enséñanos a vivir dentro de tu santa voluntad.

Señor, por favor guía nuestras vidas, dirige nuestros pasos por caminos buenos y no permitas que nuestras ilusiones desfallezcan ante las tormentas. Enséñanos a confiar y permite que tu mano poderosa sea derrumbando muros y construyendo puentes hacia destinos de paz y bienestar.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración y muchas gracias porque sé que Tú serás obrando en mi vida y la vida de mi familia. Por favor fortalécenos, danos tranquilidad, cubre nuestro hogar con tu manto y permite que en él reinen la salud, el éxito, el bienestar y la abundancia material y espiritual, Amén.


Haz esta bella oración para poner tu hogar en las manos de Dios y pídele al Señor que sea Él librando tu casa de toda enfermedad, peligro, maleficio y que derrame sobre ella una lluvia de limpieza, salud, prosperidad y bendición.


Confía, pues Dios siempre escucha tus oraciones y Él protegiendo y bendiciendo enormemente tu vida, la vida de tu familia y su hogar, Amén.