Oración para la noche.

Señor mío y Dios mío, la última noche de noviembre ha llegado y en este instante yo me acerco hasta Ti para darte gracias por cada momento vivido, por los triunfos celebrados, por las pruebas superadas y por haber sido Tú conmigo y con mi familia en cada uno de los días de este mes.



Gracias Señor por nuestro hogar, por la cama en donde descansamos, por los alimentos que Tú llevas hasta nuestra mesa, por todo tu amor y tus cuidados. Qué hermoso es vivir en la paz y la certeza que solo da tu inefable compañía.

Padre celestial, en esta noche quiero entregarte de manera confiada mi vida y la vida de mis seres queridos. Por favor mira nuestros sueños, nuestros temores y nuestras necesidades. Protege nuestra casa de todo mal, del enemigo que asecha, permítenos una noche placida y si es tu voluntad, concédenos la gracia de despertar al nuevo mes de diciembre.

Te suplico que nos acompañes en todas nuestras obligaciones cotidianas, en el hogar, en el trabajo, en los estudios y en toda actividad que nos propongamos realizar. Sé fresca agua de renuevo para nuestros cuerpos y ayúdanos a vivir en fe, salud y vitalidad.

Te pido también por las personas que terminan este mes con tristezas, necesidades o preocupación, especialmente por mis familiares y amigos. Permite que en el mes de diciembre florezca la esperanza y que todo aquel que necesite de Ti pueda ver tu maravillosa obra reflejada en su vida.

Susúrranos palabras de sabiduría, dirige cada una de nuestras acciones y ayúdanos a avanzar por caminos buenos y seguros en propósito, júbilo y bendición.

Amado Dios, noviembre está llegando a su fin. Con tu guía he pasado el mes con triunfos, algunos errores y muchas lecciones aprendidas. Por todo te doy gracias y te pido que Diciembre sea un mes feliz en paz, regocijo, advenimiento y prosperidad, Amén.


Hoy termina el mes de noviembre; haz esta oración para poner tu vida y la vida de tu familia en las manos de Dios y pídele al Señor que les conceda una noche en paz y un nuevo mes de diciembre en salud, conquistas, bendición y bienestar.


Confía, Dios te ama, Él cuidara de ti y de los tuyos en esta noche que llega y desde mañana te concederá un mes de diciembre feliz en paz, unión, bendiciones y bienestar.