Oración para pagar deudas y multiplicar el dinero.

Señor mío y Dios mío, hoy recurro hasta Ti para elevar una oración de gratitud y esperanza. Hoy te doy gracias porque aunque mi vida no es perfecta, siempre puedo sentir tu presencia a mi lado celebrando mis triunfos y apoyándome en las dificultades.



Gracias por todas las cosas maravillosas que Tú me das, gracias por mi hogar, por mi familia y gracias porque aunque no somos millonarios, nunca ha faltado un plato de comida en nuestra mesa, ni un techo bajo el cual descansar.

Amado Dios, hoy quiero depositarme en tus manos de manera esperanzada y confiada. Por favor mira mi corazón, mis tristezas, mis preocupaciones y mis necesidades; en mi vida hay algunas deudas y compromisos que necesito cancelar y es por eso que hoy te pido que tomes mi mano y me ayudes a salir adelante.

Por favor derriba todos los obstáculos que existan en mi camino, libérame del mal, de las ataduras impuestas y permíteme prosperar. Señor, no quiero la salida fácil, ni nada que yo no merezca; solo te pido que me ayudes a tomar buenas decisiones y me apoyes en mis trabajos, mis emprendimientos y mis negocios.

Permíteme tener un corazón noble y agradecido para disfrutar de cada una de las bendiciones que Tú generosamente me has dado y enséñame a vivir feliz con todo lo que soy, con lo que tengo, con lo que me falta y con todo lo que me aguarda.

Señor, quiero dejar atrás los errores del pasado y desde de ahora construir una nueva vida. Por favor apóyame en este nuevo comienzo, permíteme cumplir con mis obligaciones y ayúdame a recordar a cada instante que la mayor felicidad y fortuna es vivir con un alma noble que actué conforme a tu palabra.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración. Por favor permite que mi vida se ilumine con tu amor, que tus propósitos y tu esperanza florezcan en mi vida y que mi camino sea colmado en bienestar, milagros, prosperidad y bendición, Amén.


Haz esta oración para pedirle a Dios que sea Él soportándote, liberándote de la escases, de las ataduras impuestas y ayudándote a salir adelante, superar tus deudas y vivir una vida en calma, bienestar, prosperidad y bendición.


Confía, Dios te ama y aquello que hoy parece una difícil prueba muy pronto habrá de convertirse en una gran bendición; da lo mejor de ti y sigue adelante, los mejores días están por llegar.