Oración para el domingo 30 de septiembre.

Amado Dios, comienzo mi día dándote gracias por la vida, por este nuevo amanecer, por mi familia, por el techo que resguarda nuestros sueños y por el pan que cada mañana Tú pones en nuestra mesa. Gracias Señor por tu amor y tu bendición y gracias por haberme cuidado en todo este mes de septiembre.

Oración a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Dios padre, mi amado guía, proveedor y dador de todo lo bueno, hoy me postro aquí delante de Ti para darte gracias por haberme concedido el sublime regalo de la vida y por permitirme disfrutar plenamente de tu maravillosa creación.

Oración para el sábado 1 de septiembre.

Amado Dios de infinita bondad, hoy empieza un nuevo mes que sin duda vendrá lleno de alegrías, tal vez pruebas, momentos de regocijo y momentos de crecimiento. Lo importante es que si Tú estás a mi lado, cada día de este nuevo mes será un gran día, pues donde Tú estás, amado Señor, nunca hace falta nada.