Oración para la noche.

Amado Dios, en esta noche me acerco hasta Ti para darte infinitas gracias por este día que termina, por haber cuidado de mí, haberme guiado con tu amor y porque pude descubrirte en el canto de las aves, en el azul del cielo y en cada bendición que hay en mi vida.



Gracias Señor porque Tú me regalaste un hogar, una familia, iluminas mi camino con tu luz y colmas mi senda con paz y bienestar.

Gracias por cada una de las cosas que hice y que logré en esta jornada, por los momentos buenos en que fui feliz y gracias porque aunque en mi vida haya algunos asuntos por resolver, mañana será un nuevo día para seguir batallando y poder salir adelante.

Padre amado, en esta noche quiero entregarte mi vida, la vida de mi familia y nuestro hogar. Por favor vigila nuestras puertas y ventanas para que nada ni nadie interrumpa nuestro sueño, ayúdanos a apartar todo temor de nuestra mente, concédenos un descanso placido y sana nuestros cuerpos y nuestros corazones.

Permite que la noche se lleve toda tristeza, toda angustia y toda preocupación y que el nuevo amanecer venga lleno de fe y esperanza, para así podernos poner en pie y continuar en nuestra lucha para alcanzar los anhelos nobles de nuestro corazón.

Señor, antes de que mis ojos se cierren, quiero juntar mis manos y decirte: gracias por este día que me regalaste y gracias por ser quien me bendice y me sostiene firme aun en medio de las dificultades.

Yo me iré a descansar con la certeza de tu amor infinito y cerraré mis ojos confiando en que Tú cuidarás mi sueño y mañana me concederás un hermoso día lleno de dicha, salud, conquistas, bendiciones y abundancia, Amén.


Haz esta bella oración para darle gracias a Dios por cada momento vivido en este día que termina, pedirle que te una noche de paz y renuevo, que proteja tu hogar y que mañana te conceda un nuevo día en triunfos, bienestar y prosperidad.


Todo lo que se pone en las manos de Dios se multiplica, así que en esta noche pon tu vida en sus manos y Él multiplicará tus alegrías, tus triunfos y también tus bendiciones, Amén.