Oración para la noche.

Amado Dios, la última noche del mes de agosto ha llegado y como es habitual, yo estoy aquí delante de Ti para darte gracias por todas las cosas que Tú en tu generoso amor me concediste.



Te agradezco Señor por cada uno de los momentos que viví en este mes, por los buenos instantes en los que fui muy feliz y también te agradezco por los momentos difíciles en los que pude sentir tu compañía soportándome y dándome la fuerza y la fe necesaria para salir adelante.

Es probable que en este mes haya tenido días de apuro y tensión, pero siempre supe conservar la calma porque pensaba que Tú estabas caminando junto a mí y mostrándome el mejor camino para salir adelante.

Padre amado, ha llegado la hora de descansar, pero antes de cerrar mi ojos, quiero juntar mis manos y pedirte que en esta noche seas Tú bendiciendo mi hogar y protegiendo todas sus entradas para que nada ni nadie pueda perturbar nuestro sueño.

Por favor mira mi vida, la vida de mi familia y llévate todo el cansancio, todo lo que nos entristece y todo lo que nos pesa en el corazón y permite que tu inmenso amor nos consuele, tu presencia nos fortalezca y tus manos nos sanen.

En esta oración también te pido que por favor bendigas a toda aquella persona que día tras días necesita el sustento diario para su familia, a quien busca un empleo, al enfermo, al triste, al desesperado y a quien precisa de Ti, por favor derrama tu bendición sobre el mundo y haz que florezcan la unión, el bienestar y la justicia.

Amado Dios, agosto está llegando a su fin. En este mes tuve éxitos, alegrías y muchas lecciones aprendidas. Por todo te doy gracias y desde ahora manifiesto con fe y amor que septiembre será un mes lleno de hermosas bendiciones y mucha prosperidad, Amén.


Es la última noche del mes de agosto; haz esta bella oración para darle gracias a Dios por todos los momentos que viviste en este mes y para pedirle que el nuevo mes de septiembre venga colmado de bienestar, salud, prosperidad y bendición.


Confía, Dios te ama, Él siempre cuida de ti, de tu familia y de su mano, el mes de septiembre será un mes de regocijo, triunfos y abundancia, Amén.