Oración para entregar tu vida a Dios.

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti porque Tú mejor que nadie sabes lo que hay en mi alma y en mi mente; estoy cansado de luchar solo con mis fuerzas y por eso en esta oración quiero entregarte mi vida y pedirte que seas el firme pilar que me sostenga de pie ante las dificultades.




Ya me cansé de la tristeza, de la desilusión y de la soledad. Ya quiero dejar atrás los días grises y a partir de hoy quiero vivir en la alegría y la certeza que da contar con tu compañía. 

Señor, hoy te abro la puerta de mi corazón para entres en él. Tú me conoces muy bien y sabes lo que es mejor para mí, por eso te suplico que guíes cada uno de mis pasos, me levantes y me lleves siempre por aquel camino que Tú consideres cómo el más adecuado.

Por favor toma mi mano en cada nuevo día y acompáñame en mis obligaciones y actividades, tanto en mi hogar como fuera de él; por favor inspírame para tomar buenas decisiones y así construir mi vida de la mejor manera posible.

Ayúdame a atender mis necesidades, a ser un buen familiar y un buen amigo. Por favor colma mi vida de entendimiento, sabiduría y ayúdame a ser feliz, a sobrepasar todas mis deficiencias y a vivir de acuerdo a lo que Tú esperas de mí.

Te ruego también que me cubras con tu manto de amor y seas protegiendo mi vida, mi casa y librándonos de todo mal y de todos aquellos que quieren hacernos daños a través de sus palabras o sus pensamientos.

Amado Dios, te pido que cada una de mis acciones sea iluminada por tu bendita luz, sé que Tú lo eres todo y por eso me aferro a Ti, porque en Ti están la gloria, el gozo y la victoria, Amén.


Hacer esta oración te permitirá acercarte a Dios y pedirle que sea Él quien guíe e impulse tu vida por caminos buenos, de bienestar y bendición.


Confía y vive con alegría, pues Dios te ama y Él nunca te dejará solo, siempre estará contigo abrazándote en la tristeza, acompañándote en la soledad y celebrando contigo tus triunfos y tus alegrías.