Oración para la noche.

Amado Dios, las estrellas en el cielo resplandecen para anunciarnos que una nueva noche ha llegado y como es habitual, yo me encuentro frente a Ti para darte gracias por cada momento vivido en este día, por haber cuidado de mí y de mi familia y por permitirnos llegar al final de esta jornada con bien y con tu bendición.




Gracias Señor por tantas cosas hermosas que nos brindas, por la salud, por los alimentos, por ser nuestro amigo, nuestro guardián y por darnos la fuerza y la sabiduría precisa para enfrentar cada reto y cada dificultad.

Antes de ir a dormir quiero dejar esta noche en tus manos; te pido que visites mi hogar, que lo cubras con tu manto y que seas Tú alejando todo mal; por favor danos paz, bienestar, líbranos del enemigo y de todos los peligros que rondan en la noche.

Te suplico que mires nuestros corazones y nuestras necesidades, nos permitas tener un descanso placido y reparador y mañana, cuando el alba nos anuncie la llegada de un nuevo día, nos permitas despertar con la fe y la certeza que solo da tu compañía y nos ayudes a alcanzar todas nuestras metas y grandes anhelos.

Te pido también por todas aquellas personas que están terminando este día con tristeza o con incertidumbre, por aquellos que no tienen un techo donde resguardarse, por los enfermos y por todo aquel que hoy esté necesitando de Ti. Por favor derrama tu bendición y permite que los anhelos nobles del mundo se hagan realidad.

Amado Dios, te doy gracias por cada momento vivido en este día y si en algo te falle, te pido perdón. Te pido que tu amor cobije mis sueños, que tu paz envuelva mi alma y que tus bendiciones desciendan sobre mi vida, mis seres queridos y mi hogar, Amén.


Hacer esta oración con devoción, gratitud y alegría, te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por cada instante vivido en este día y pedirle que sea Él protegiendo tu hogar, tu vida y la vida de tus seres queridos en esta noche y en el nuevo día que está por llegar.


Confía, en Dios encontrarás el descanso que anhela tu corazón y Él será contigo guiándote con amor en cada nuevo día, llevándote por caminos buenos y librándote siempre de todo mal.