Oración a Dios pidiendo solución a dificultades.

Amado Dios, en este día me acerco hasta Ti para darte gracias por tantas cosas maravillosas que Tú haces en mi vida y la vida de mi familia, por tus cuidados, por tu bondad y por estar siempre a nuestro lado ayudándonos a realizar nuestros proyectos y al mismo tiempo, haciendo tu esplendida voluntad en cada uno de ellos.




Señor, en esta oración quiero entregarte mi vida, la vida de los seres que amo y pedirte que nos acompañes en cada decisión que debamos tomar, que nos ayudes a vivir según tus designios y que no permitas que nuestras vidas se hundan en la angustia y cambien el rumbo que Tú nos has marcado en tu infinito amor.

Por favor mira nuestros corazones, nuestras necesidades, nuestras intenciones y danos inteligencia para obrar de la manera adecuada, paciencia para actuar ante los conflictos y fuerza para no claudicar y seguir adelante, pues soy consciente que los grandes logros solo se alcanzan por medio de grandes esfuerzos.

Señor te pido también que seas Tú ayudando a todas las personas que en este momento están tristes, atribuladas o atravesando por alguna dificultad; te ruego que derrames tu luz sobre el mundo para que todo aquel que necesite de Ti pueda encontrarte y experimentar la paz y calma que solo da tu sublime presencia.

Padre celestial, gracias por enseñarnos que si estamos cerca de Ti, tendremos la fuerza suficiente para guiar nuestra vida y la de todos los seres que amamos por caminos verdaderos que conduzcan a Ti.

Amado Dios, no importa que en este momento de mi vida esté atravesando por algunas dificultades. Hoy pongo con confianza mi destino en tus manos, porque sé que contigo siempre habrá esperanza y tus milagros resplandecerán en mi senda como hermosa luz que nunca se apaga, Amén.


Hacer esta oración te permitirá acercarte a Dios y poner en sus manos tu vida, tus anhelos y tus dificultades y pedirle que sea Él guiando tus pasos por caminos de esperanza y bendición para Ti y para los tuyos.


Confía, Dios te ama y Él será obrando en tu vida con amor y con bondad. Pronto verás que lo que hoy parece un gran problema, pronto habrá de convertirse en una maravillosa bendición.