Oración para la noche.

Amado Dios, mi fiel amigo y mi confidente, llega una vez más la noche del domingo y con ella llega un momento muy especial para encontrarme contigo, pensar en la semana que ya pasó, hacer planes para la semana que viene y como es justo y debido, darte gracias por todo tu amor y tu sublime compañía.




Señor, gracias por haber estado conmigo en cada uno de los 7 días de esta semana que termina. Por haber celebrado mis alegrías y por darme tu tierno abrazo en medio de las tristezas. Gracias por el hogar que cobijo mi sueño y el de mi familia y gracias por los alimentos que Tú pusiste sin falta cada día en nuestra mesa.

Es realmente hermoso vivir con la ilusión y la alegría que solo da tu compañía, y tu luz es el hermoso regalo que iluminó e iluminará todos mis días.

Padre celestial, en esta noche me acerco hasta Ti para suplicarte que pases por mi hogar, mires mi vida, la vida de mi familia y nos concedas una noche de descanso, bienestar y regocijo. Ayúdanos a tener dulces sueños y concédenos la alegría de un buen y placido descanso.

Y mañana, cuando los primeros rayos de luz del sol anuncien la llegada de un nuevo día y de una nueva semana, te pido que tu presencia sea siempre con nosotros, bendiciéndonos, acompañándonos y dándonos la fuerza y la sabiduría para enfrentar todos los retos que se puedan llegar a presentar.

Amado Dios, gracias por haber cuidado de mí y de mi familia en esta semana que termina. En tus manos pongo mis planes y metas para la próxima semana; te suplico que seas Tú guiando nuestros pasos y todas nuestras acciones, pues si Tú estás con nosotros, entonces nuestras vidas serán muy felices y de nada habremos de temer, Amén.


Hacer esta oración con devoción, gratitud y esperanza te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por esta semana que termina y pedirle que sea Él dándote su amor, su guía y su bendición en la nueva semana que está a punto de llegar.


Confía, Dios te ama a ti y a tu familia y si recurres a Él con devoción y fe, Él será guiando sus pasos por hermosos caminos de triunfo, bienestar y prosperidad.