Oración de bendición por los hijos.

Señor mío y Dios mío, en este instante me acerco hasta Ti para darte gracias por la vida, por tu amor y por tantas cosas maravillosas que Tú me das cada día.



Gracias Señor por mi hogar, por el don de la salud, por los alimentos que llevas a mi mesa, pero ante todo, gracias por la bendición más grande que Tú me has brindado: la vida de mis amados hijos.

Tú sabes que cada día pongo todo mi empeño y mi amor para cumplir con la tarea que Tú me encomendaste de cuidarlos, guiarlos y amarlos. Te ruego que me perdones cuando yo cometa un error y que los ayudes para que ellos también me puedan perdonar.

Por favor dales inteligencia para que puedan tomar buenas decisiones y así puedan diferenciar lo que es bueno de lo que es malo, protégelos de caer en las trampas de las drogas, de los falsos amigos, de la ansiedad, la depresión y no permitas que ellos se encierren en la triste celda que construye el orgullo.

Te suplico que les des la gracia de ser personas nobles, saludables, buenas y amorosas, que con su obra puedan llevar luz y amor al mundo y que a través de sus actos puedan testificar de tu grandeza y tu generosidad.

Por favor acompáñalos en sus obligaciones, sopórtalos en sus estudios, guíalos en sus trabajos y en todas sus actividades, toma su mano, llévalos por caminos buenos, celebra con ellos sus alegrías y por favor sé su refugio y su consuelo en las tristezas.

Amado Dios, te pido que tomes y lleves de la mano a mis hijos donde quiera que ellos vayan, cuídalos de todo peligro, colma sus vidas de triunfo, regocijo y bienestar y permite que siempre regresen sanos y salvos al hogar, Amén.


Hacer esta hermosa oración te permitirá acercarte a Dios para pedirle que te guíe en la tarea de cuidar y amar a tus hijos y pedirle que sea Él protegiéndolos de todo mal, del peligro y llevándolos por caminos de conquistas y esperanza.


Confía, Pues Dios es bueno y bondadoso y Él ama a tus hijos tanto como tú, entrégale sus vidas con devoción y confianza y Él obrará.