Oración para el lunes 30 de abril.

Amado Dios, despierto en este nuevo día, lleno de ilusión y alegría para saludarte y darte gracias por todo tu amor y tu infinita bondad.

Oración para la noche.

Amado Dios, la última noche del mes de abril ha llegado y en este instante yo me acerco hasta Ti para alabarte y agradecerte por todas las cosas maravillosas que Tú siempre haces en mi vida.

Oración para la noche.

Amado Dios, otro día está llegando a su fin y no hay mejor manera de terminarlo que delante de tu presencia, agradeciéndote por cada instante vivido, por los momentos buenos que me hicieron feliz y también por los momentos difíciles que me ayudaron a crecer.

Amado Dios, ayúdame a encontrar mi propio camino.

Amado Dios, en este día me acerco hasta Ti para darte gracias por todo aquello que Tú me concedes en tu inmensa bondad, gracias Señor por el don de la vida y por darme tu amor y tus cuidados en cada jornada.

Oración para la noche.

Amado Dios, otro día está llegando a su fin y como es justo y acostumbrado, yo me acerco hasta Ti para alabarte, bendecirte y agradecerte por haberme cuidado y guiado en cada una de mis actividades.

Oración de bendición por los hijos.

Señor mío y Dios mío, en este instante me acerco hasta Ti para darte gracias por la vida, por tu amor y por tantas cosas maravillosas que Tú me das cada día.

Oración para la noche.

Amado Dios, un nuevo día está a punto de terminar y en el silencio y la paz de esta noche, yo me acerco hasta Ti para darte gracias por haber sido mi compañía en las alegrías, en las pruebas y en las dificultades.

¿Por qué pido a Dios y no recibo?

¿Alguna vez has sentido que has recurrido a Dios con devoción y Él no responde a tus oraciones? La respuesta a esa situación tiene que ver con las experiencias de vida que Dios ha planeado para cada uno de nosotros y que Él no debe eliminar de nuestro camino, pues nos privaría del aprendizaje y el crecimiento personal y espiritual que debemos de afrontar.

Oración a Dios por la semana que inicia.

Amado Dios, en la mañana de este lunes me acerco hasta Ti, con un corazón lleno de ilusión y esperanza para darte gracias porque Tú en tu infinita bondad me has permitido comenzar una nueva semana.

Oración para la noche.

Amado Dios, mi fiel amigo y mi confidente, llega una vez más la noche del domingo y con ella llega un momento muy especial para encontrarme contigo, pensar en la semana que ya pasó, hacer planes para la semana que viene y como es justo y debido, darte gracias por todo tu amor y tu sublime compañía.

Oración para el domingo 1 de abril.

Amado Dios, la noche ya ha pasado, los primeros rayos del sol empiezan a entibiar la mañana y el canto alegre de las aves nos anuncia que un nuevo día y el nuevo mes de abril ha llegado.

Oración para el mes de abril.

Amado Dios, mi padre amoroso y amigo verdadero: hoy me presento ante Ti, con un alma que desborda de fe y gratitud para decirte: GRACIAS porque me has traído al comienzo de un nuevo mes.