Oración para el viernes 26 de octubre.

Amado Dios, en esta mañana despierto lleno de alegría y entusiasmo para alabarte y bendecirte por este nuevo día que Tú me regalas y en el que me permitirás seguir afianzado los cimientos de este hermoso proyecto que se llama vida.




Gracias amado Dios por haberme cuidado en la noche que ya pasó y gracias porque sé que Tú estarás conmigo en todo este nuevo día, dándome tu amor, tu protección y tu sublime bendición.

Hoy quiero pedirte que me rodees con tu gracia y me des la capacidad de liberarme del dolor, de las preocupaciones y que me des la fuerza y la sabiduría que requiero para poder salir adelante. Por favor ayúdame a alejarme de todo aquello que me hace daño y solamente atraer situaciones y personas que me llenen de regocijo, ilusión y esperanza.

Te suplico que me ayudes a reconciliarme con aquellos a los que les he fallado y me des un corazón noble para perdonar a aquellos que me fallaron. Permíteme obrar desde el amor, compartir con bondad, vivir guiado por la justicia y dar lo mejor de mí en cada día, para lograr que la felicidad, la confianza y el bienestar hagan parte de mi cotidianidad.

Te pido que seas Tú quien guíe mis pasos y los pasos de mi familia en este nuevo día y nos lleves por caminos de conquistas, éxito, realización y prosperidad. Por favor líbranos de todos aquellos que a través de sus pensamientos o acciones nos desean el mal y permítenos alcanzar nuestros grandes anhelos.

Amado Dios, te pido que este nuevo día sea motivo de bendición y así pueda sentir que Tú estás a mi lado y nunca me dejas. Por favor dame tranquilidad y fe para vivir con la certeza de que todo saldrá bien y que con tu ayuda, seré vencedor ante cualquier dificultad, Amén.


Hacer esta oración con ilusión, gratitud y esperanza, te permitirá acercarte a Dios para poner en sus manos este viernes que recién empieza y pedirle que sea Él guiando tus pasos, tus acciones y la vida de tus seres queridos.


Da lo mejor de ti, esfuérzate hasta alcanzar tus metas y avanza en la vida con fe y determinación, pues Dios te ama, Él siempre está a tu lado y con su compañía, todos tus sueños serán hermosa realidad.