Oración para la noche.

Amado Dios, la última noche de febrero ha llegado y en este instante yo me acerco hasta Ti para darte gracias por cada momento vivido a lo largo de estos 28 días. Gracias Señor por los anhelos que se convirtieron en realidad, gracias por las sonrisas, por los aprendizajes y gracias por todas las personas con las que pude compartir en este mes.




Gracias también por todas las cosas que con amor Tú haces en mi vida, por el hogar en donde mi familia y yo encontramos resguardo, por los alimentos que llevas a nuestra mesa, por la ropa que nos viste y por la promesa de que cada nuevo día y cada nuevo mes será más feliz y bendecido que el anterior.

Padre celestial, en tus manos pongo esta noche que llega. Por favor cubre mi casa con tu precioso manto y concédenos una noche de descanso y renuevo, para poder despertar mañana, en el nuevo mes, con la ilusión y las fuerzas renovadas para seguir luchando para alcanzar todos nuestros anhelos y proyectos.

Te suplico que mires nuestras vidas y nuestras necesidades y que seas Tú ayudándonos a superar las dificultades que estoy atravesando. Por favor permite que marzo sea un mes de triunfos, conquistas y bienestar y ayúdanos a vivir con confianza en tu compañía, en tu bondad y en que Tú nos mostrarás el camino indicado para salir adelante.

También quiero orar por aquellas personas que terminan este mes de febrero con tristeza, necesidad o enfermedad, especialmente por mis seres queridos. Señor, por favor permite que haya una lluvia de bendiciones sobre el mundo y que todos puedan alcanzar aquella gracia que anhelan para su vida.

Amado Dios, febrero está llegando a su fin y en esta noche te doy gracias por tu amor, por tu bondad y por tus bendiciones. Por favor protege mi vida, la vida de mi familia y danos un mes de marzo en paz, prosperidad y alegría, Amén.


Hacer esta oración te permitirá acercarte a Dios en esta noche para darle gracias por el mes que termina y para pedirle que sea Él dándote todo su amor, su guía, su prosperidad y su bendición en el mes de marzo que está a punto de llegar.


Descansa con confianza y despierta a los nuevos días con alegría, pues Dios te ama y Él tiene cosas hermosas listas para tu vida, pues su amor y su bondad no conocen límite terrenal, Amén.