Señor, tu amor me transforma, me consuela y me alivia.

Amado Dios, en este día me acerco hasta Ti, primero para darte gracias por todas las cosas buenas que Tú haces por mi. Gracias por estar siempre a mi lado y demostrarme a cada instante que Tú me amas y quieres lo mejor para mi vida.




En esta oración también quiero pedirte por mi vida, por la vida de mis seres queridos y en especial por la de aquellos que tenemos algún problema de salud. Señor, Tú mejor que nadie conoces nuestras vidas, nuestras preocupaciones, nuestros dolores y sus causas.

Hoy quiero pedirte que nos ayudes, que ilumines nuestra existencia con tu presencia poderosa y nos lleves por los caminos de solución que requerimos, pues tu amor nos transforma, nos consuela y nos sana.

Padre amado, te pido que pases tus manos sanadoras por nuestras vidas, que seas agua de renuevo para nuestros cuerpos y que cada una de nuestras células sean sanadas en tu nombre.

Tú sabes bien que estoy dispuesto a dar lo mejor de mí y a batallar con firmeza contra todo aquello que intente apartarme de tu presencia. Te entrego mi fatiga y mi lucha por alcanzar mis objetivos y te pido que me ayudes y nunca te apartes de mi lado, pues mis esfuerzos solo darán frutos si Tú estás conmigo.

Te suplico que tomes mi mano, que me des fuerza de voluntad, fe y esperanza; no me dejes solo ni permitas que nada me desanime y me haga pensar en que todo está perdido, pues Tú eres solución y respuesta, incluso para el más difícil de los problemas.

Amado Dios, confío en tu poder misericordioso y espero que todo salga bien. Por favor bendice mi vida, también a las personas que amo y danos la oportunidad de seguir adelante y salir victoriosos de todas nuestras batallas, Amén.


Hacer esta oración con fe y devoción te permitirá acercarte a Dios para pedirle que sea Él concediéndote salud, bienestar y sanación para ti y para tus seres queridos.


Entrega a Dios tus angustias y tus necesidades, pues Él te ama y en Él encontrarás la paciencia y la fuerza que necesitas para salir adelante y tener una vida en alegría, bienestar, calma y felicidad. Dios está contigo y tu milagro ya tiene hora y fecha en el calendario, Amén.