Oración para el sábado 16 de junio.

Señor mío y Dios mío, en esta mañana me acerco hasta Ti para darte gracias por tu generosidad, por tu afecto y por todas las cosas maravillosas que Tú haces en mi vida. Gracias por haberme cuidado en la noche que ya pasó y por darme tu bendición para vivir en este nuevo día que apenas comienza.




Gracias Señor por mi familia y por mis amigos, por cuidar siempre de nosotros y ser nuestro generoso proveedor. Qué hermoso es vivir con la certeza de que Tú siempre estás a nuestro lado concediéndonos el pan de cada día y orientando nuestros pasos por el mejor camino posible.

Amado Dios, en esta mañana quiero entregarte todos mis anhelos y propósitos para el nuevo día. Te suplico que me des sabiduría para saber tomar cada una de mis decisiones, por favor concédeme paz para no dejarme llevar por la emociones fuertes que me arrastran a actuar sin control y dame generosidad para vivir sin egoísmo y poder ser un humilde instrumento de tu obra.

Te suplico que en este día también seas abriendo caminos de prosperidad para mí y para los míos, que nos cubras con tu manto y nos protejas de las envidias, del falso amigo y de todos aquellos que con sus pensamientos o sus acciones nos desean el mal.

Por favor mira nuestras esperanzas y nuestros anhelos y ayúdanos a avanzar con paso firme y cierto por el camino que nos llevará a aquel destino que tanto anhelamos.

Amado Dios, en este nuevo día suelto todo mi dolor y todo aquello que alguna vez me ha lastimado. Te pido que me des fortaleza, fe, esperanza, que me cubras con el poder de tu amor y me ayudes a vivir en día en bendición, bienestar, salud y victoria, Amén.


Hacer esta oración te permitirá acercarte a Dios y darle gracias por cuidarte en la noche que ya pasó y concederte un nuevo día para seguir avanzando en el camino de tus sueños y tu realización. Entrega tus planes con confianza a Dios y Él te concederá las peticiones de tu corazón.


Vive este sábado con fe y alegría, pues Dios te ama, Él tiene planes hermosos para ti y será cumpliendo todas sus promesas en tu vida, Amén.