Oración por la nueva semana.

Amado Dios, me acerco hasta Ti en la mañana de este lunes para darte gracias por tu amor, por tu generosidad y por permitirme vivir esta nueva semana bajo tu hermosa luz y tu constante compañía. Qué hermoso es poder despertar y sentir tu presencia que aleja la tristeza y me hace vivir lleno de fe y esperanza.



Gracias Señor por el hogar que Tú me concediste, porque nunca han faltado los alimentos en mi mesa, por la salud, por el aire que respiro y por todo lo bello de tu creación que nos rodea.

Tú eres lo más grande que hay en mi vida, por eso hoy quiero suplicarte que nunca te apartes de mí lado, pues cada día que pasa yo necesito más de Ti. Te pido que siempre ilumines mi andar y que seas esa la certeza que despeje todo temor y toda angustia.



Tú sabes que te amo y que mi vida sin Ti no tiene ningún sentido, por eso quiero empezar esta semana entregándome a Ti y pidiéndote que me des fuerza para superar las pruebas, paciencia para esperar en tu amor y sabiduría para tomar las mejores decisiones. Por favor acompáñame a cada instante y permíteme dar lo mejor de mí en todas mis obligaciones y actividades.

En esta oración también quiero pedirte por mis seres queridos, especialmente por aquellos que se encuentran viviendo problemas o dificultades. Por favor rodéalos con tu manto y dales tu bendición, ayúdalos a solucionar los problemas que los abruman y permite que esta sea una semana colmada de bendiciones, triunfos, paz y prosperidad.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración y desde ya te doy las gracias por todo lo que Tú me darás en esta nueva semana. Por favor protege siempre mi vida, mi familia y mi hogar y líbranos de todo mal y danos tu bendición, Amén.


Hacer esta oración con devoción, fe y esperanza, te permitirá acercarte a Dios para pedirle que sea Él bendiciendo tu vida en esta nueva semana, abriendo caminos de paz, alegría y bendición y ayudándote a convertir tus metas en realidad.


Cada nueva semana está llena de nuevas alegría y nueva oportunidades. Vive feliz y confiado, pues Dios te ama y Él estará contigo a cada instante.