Oración para la noche.

Amado Dios, la última noche del mes de noviembre ha llegado y en este instante yo me acerco hasta Ti para darte gracias por cada momento que viví, por todo lo que aprendí, por cada cosa que me diste y porque Tú siempre estuviste a mi lado dándome tu guía y tu bendición.



Gracias por haberme permitido compartir gratos momentos con mi familia, porque Tú nos brindaste alimento, vestido y refugio, nos llevaste por el camino más conveniente y nos levantaste en los momentos de tristeza y dificultad.

Señor, en esta oración también te pido perdón por mis errores, mis ofensas y mis pecados. Discúlpame si te defraude con alguno de mis actos; mi mayor anhelo es poder crecer cada día en tu amor, vivir con un corazón humilde y generoso y así poder enaltecerte por medio de cada una de mis acciones.



Padre celestial, te entrego esta noche y también el mes de diciembre que está a punto de llegar. Por favor rodea nuestro hogar con tu amor, danos una noche placida y tranquila y cuando los primeros rayos de sol anuncien la llegada de un nuevo día y un nuevo mes, permítenos despertar con alegría para vivir el mes en que conmemoramos el nacimiento de Jesús.

Por favor mira nuestros anhelos, nuestras batallas y nuestras angustias y ayúdanos a forjar el camino que nos llevará a la felicidad. Por favor bendice cada uno de nuestros pasos, líbranos de las injusticias, del enemigo malvado y ayúdanos a vivir en alegría, bendición, salud y prosperidad.

Amado Dios, noviembre está llegando a su fin; con tus bendiciones he pasado el mes con éxitos, algunos errores, he superado batallas y he tenido lecciones aprendidas, Por todo te doy gracias y confío que con tu compañía, diciembre será un mes de paz, alegrías y bendición, Amén.


Hacer esta oración con gratitud, devoción y esperanza, te permitirá acercarte a Dios y darle gracias por todo aquello que te dio en el mes de noviembre y pedirle que sea Él bendiciendo esta noche y el mes de diciembre que está por llegar.


Descansa con alegría y vive con ilusión, pues Dios te ama y Él te concederá una noche placida y un mes de diciembre colmado de dicha, prosperidad y bendición.