Oración para la noche.

Amado Dios, qué maravilloso es poder acercarte a Ti en la noche, después de todos los afanes y las preocupaciones del día, para alabarte y agradecerte por todo tu amor y tu infinita bondad.



Te doy gracias Señor por este día que termina y por todo lo que pude lograr en él. Gracias por todas las cosas buenas que sucedieron y gracias porque sé que las angustias y las cosas tristes muy pronto habrán de tener solución en tu nombre.

Señor, yo estoy seguro de tu amor y tu constante compañía y por eso en este momento me dispongo a descansar con felicidad y total entrega. Sé que Tú serás cuidando mi vida y mi hogar y nos protegerás de la oscuridad y de todos los peligros de la noche.

Por eso en este instante dejo atrás aquellas preocupaciones que me roban la paz, pues confío en que mientras yo descanso, Tú estarás actuando en aquella historia que estoy viviendo, para que mañana, en la luz de un nuevo día, yo pueda obtener aquellas soluciones y aquellos milagros por los que tanto he esperado.



Amado Dios, te pido también que en esta noche visites los hogares de todas las personas que en este momento están atravesando por alguna dificultad y colmes sus vidas de fe, bendición y esperanza, para que puedan descansar tranquilos y confiados de que a tu lado, todas las angustias tendrán solución.

Bendice también a todas las personas que amo y colma nuestras vidas de salud, bienestar y prosperidad, y si es tu voluntad, permítenos encontrarnos de nuevo mañana para seguir compartiendo la vida que Tú nos das.

Amado Dios, permite que las puertas de nuestros hogares estén protegidas por Ti, que en esta noche estemos todos arropados por tu presencia y que mañana podamos disfrutar de un hermoso día de esperanza, felicidad y bendición, Amén.


Hacer esta oración con gratitud, y esperanza te permitirá darle gracias a Dios por este día que está terminando, por todo lo que hiciste, por las bendiciones que Él te dio y por todas las cosas buenas que el seguirá haciendo en tu vida.


Descansa tranquilo y vive cada nuevo día con ilusión, fe y alegría, pues Dios te ama y Él hará que tu vida sea feliz, que los anhelos de tu corazón se conviertan en realidad y que la paz y su bendición siempre sean contigo y con los tuyos.