Oración para la noche.

Señor mío y Dios mío, en esta noche me acerco hasta Ti para darte gracias por tantas cosas hermosas que has hecho en mi vida, por todo lo que me has dado y también por cada cosa que Tú me darás.



Gracias por darme tu amor y tu compañía, por darme la fuerza para afrontar los retos de cada día y por permitirme aprender valiosas lecciones cada vez que tuve una dificultad.

Señor, en esta noche quiero poner mis preocupaciones y mis anhelos en tus gloriosas manos, pues de tus manos brota todo lo que es bueno para mí. Tú conoces mi historia, mis angustias y mis sueños y por eso te pido que me ilumines y me ayudes a comprender cada situación que hay en mi vida para poder actuar de la manera correcta.

Por favor no permitas que las preocupaciones o las tristezas me nublen y me hagan tomar decisiones equivocadas. Tú eres mi mejor amigo, mi fuerza, mi luz y el hermoso camino de la verdad y la vida; te pido que por favor tomes mi mano y me ayudes a avanzar por la senda adecuada.



Padre celestial, en esta oración también quiero pedirte que seas Tú derramando tu bendición sobre el mundo, especialmente sobre aquellas personas que hoy están afrontando enfermedad, problemas o alguna dificultad.

Te pido que en esta noche nos regales un buen descanso y si es tu voluntad, nos permitas despertar, crecer en tu amor y seguir avanzado en el camino para alcanzar aquel milagro por el que tanto hemos esperado.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración, gracias por este día que ya casi termina, gracias por mi familia, por el pan en nuestra mesa, por todas las bendiciones que nos brindas y por la hermosa promesa de que cada nuevo día será más feliz y bendecido, Amén.


Hacer esta oración al caer la noche te permitirá acercarte a Dios para agradecerle todas las cosas buenas que Él hace en tu vida, para pedirle que te dé un buen descanso y proteja tu vida, tu casa y tus seres queridos.


Descansa con fe y esperanza, pues Dios te ama y Él será dándote la paz y el descanso que necesitas, para que mañana puedas despertar con ilusión y alegría y vivir todas las maravillosas bendiciones que Él tiene preparadas para ti.