Oración para la noche.

Amado Dios, hoy elevo esta oración hasta Ti para darte gracias por tu amor, por tu misericordia y porque estuviste conmigo a lo largo de este día dándome tu guía y tu protección.




Gracias por cada cosa que pude vivir, por los momentos buenos que me dieron alegría y gracias también por las pruebas que forjaron mi carácter y me hicieron crecer.

Gracias Señor por haber cuidado a mi familia y por permitirnos regresar al hogar para tener un buen descanso. Y aunque algunas tareas nos hayan quedado pendientes, dormiremos con la felicidad de saber que la semilla que sembramos hoy muy pronto habrá de germinar y que la suma de pequeños esfuerzos es la clave de los grandes logros.

Padre celestial, en esta oración también quiero pedirte por todos aquellos que terminan este día con tristezas y dificultades; te pido que seas Tú llevando calma y visión a sus vidas, para que con tu ayuda puedan superar la angustia, las tristezas y las tempestades.



Señor, en esta noche pongo en tus manos mi vida, la vida de mi familia y nuestro hogar. Por favor sé nuestro guardián, cubre nuestra casa con tu manto y líbrala de todo peligro. Por favor cobija nuestros sueños, danos un agradable descanso y permítenos la dicha de un hermoso despertar.

Y mañana, una vez el sol raye y anuncie la llegada de un nuevo día, por favor danos la fortaleza y la sabiduría para vivir de acuerdo a lo que Tú esperas de nosotros, toma nuestra mano y enséñanos el camino que nos conducirá a alcanzar nuestros anhelos.

Amado Dios, gracias por este día que termina y por haber cuidado de mí y de las personas que más amo. Te pido que ilumines nuestra noche con amor y permite que nuestro sueño sea placido y reparador, Amén.


Hacer esta oración con gratitud y devoción te permitirá acercarte a Dios darle gracias por el día que termina, pedirle que te dé un buen descanso y desde mañana, un nuevo día de triunfos, alegría y bendición.



Confía y vete a descansar con esperanza y alegría, pues Dios te ama y Él siempre será velando por ti y por los tuyos, a toda hora y a cada instante.