Oración para poner tu semana en las manos de Dios.

Amado Dios, la noche ya ha terminado y la mañana del lunes ha llegado; qué hermoso es poder despertar y verse rodeado de tantas bendiciones.



Señor, en esta mañana me acerco hasta Ti con esperanza y devoción para darte gracias por mi vida y por la vida de mi familia, por el hogar que nos resguarda, por los alimentos que Tú nos brindas y por esta nueva semana que nos regalas.

Hoy elevo esta oración hasta Ti para pedirte que esta semana que empieza sea bendecida con salud, paz y trabajo. Te pido que te lleves los días tristes, las angustias y los problemas y nos ayudes a vivir en bienestar, dicha y prosperidad.

Amado Dios, por favor mira nuestras vidas, nuestros anhelos y nuestras necesidades. Te pido que nos des tu fuerza y tu sabiduría y nos ayudes a salir adelante. Por favor escucha nuestras suplicas y danos salud, ayúdanos a solucionar nuestras dificultades económicas, ordena nuestros pensamientos, ayúdanos a establecer prioridades y a tomar decisiones tuteladas por el amor.



Por favor toma nuestra mano y muéstranos el camino por el cual debemos de avanzar. Te pido que nos acompañes en nuestras actividades y nos ayudes a dar lo mejor de nosotros. Por favor bendice todos nuestros trabajos, nuestros proyectos y nuestros anhelos.

Te pido también por mis seres queridos y por todas aquellas personas que inician esta semana con angustias y en medio de la dificultad. Por favor ilumina sus vidas, dales fuerza, ayúdalos a encontrar solución a sus necesidades y permíteles seguir confiando en tus promesas.

Padre celestial, en esta nueva semana que me regalas quiero confiar firmemente. Te pido que me guíes con tu amor y me des fuerza y fe. En tus manos pongo toda mi vida y mis esperanzas. Por favor ayúdame a vivir en paz, gozo y bendición, Amén.


Hacer esta oración con devoción y esperanza te permitirá acercarte a Dios darle gracias por esta semana que empieza, poner tu vida y la vida de tu familia y sus manos y pedirle que sea su constante guía, protección y compañía.


Es hermoso vivir una nueva semana con la certeza que da estar al lado de Dios. Confía, Dios te ama y Él será dándote su paz y su bendición.