Hermosa oración para el jueves 31 de agosto.

Amado Dios, hoy, en el último día del mes de agosto, me acerco hasta Ti con la felicidad, la paz y la esperanza que solo da tu compañía, para darte gracias por tu amor, por tu bondad, por tu guía y por tus hermosas bendiciones.

Amado Dios, ayúdame a crecer en tu amor.

Amado Dios, en este instante me acerco hasta Ti, pues sé que solo en Ti puedo encontrar la paz y el cambio que anhelo para mi vida. Tú conoces mi corazón y mis pensamientos, Tú eres un Dios de renuevo y esperanza y por eso te pido que ilumines mis días, que me ayudes a alzar vuelo como el águila que surca los cielos y que seas Tú alejando de mi todo mal físico, emocional o espiritual.

Oración para solucionar problemas.

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti para darte gracias por ser quien dirige mis pasos, para darte gracias por todo lo que me has dado y también para darte gracias por aquello que me darás.

Oración: un minuto con Jesús.

Amado Jesús, quiero hacer una pausa en los afanes y los compromisos del día a día para elevar una oración de esperanza y gratitud. Hoy te doy gracias por el maravilloso regalo de la vida, por tu inmenso amor, por cada una de tus obras y por ser tan bueno y bondadoso.

Oración del salmo 23 para situaciones difíciles.

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti, con un poco de angustia pero también con un corazón desbordante de esperanza que hoy exclama con devoción: El Señor es mi pastor, nada me falta.

Oración por mis hijos.

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti para darte gracias por tu amor, por tu bondad, por mi hermoso hogar y porque siempre puedo sentir tu sublime presencia en mi vida y la vida de mi familia. Gracias por ser mi escudo, mi paz y por restaurarme cuando me siento decaer.

Hermosa oración para el martes 1 de agosto.

Amado Dios, la noche ya cesó, los primeros rayos de luz empiezan a inundar la tierra y el canto alegre de las aves nos anuncia que el nuevo mes de agosto ya ha llegado.

Hermosa oración para el mes de agosto.

Amado Dios, hoy me acerco hasta ti lleno de dicha e ilusión para darte gracias por permitirme vivir un nuevo mes, que sin duda estará lleno de retos, alegrías, pruebas, pero ante todo, tu sublime amor y maravillosa bendición.