Amado Dios, por favor bendice mi trabajo.

Amado Dios, hoy te saludo con alegría e ilusión y te doy las gracias pues Tú en tu infinita bondad me cuidas, me proteges y me inspiras en cada nueva jornada para hacer mi trabajo y cumplir con mis obligaciones de la mejor manera posible.




Qué hermoso es vivir cada nuevo día con la paz y la confianza que solo da tu perfecta compañía.

Padre celestial, con esta oración por el trabajo te pido que me ayudes a trabajar a conciencia y que cada una de mis acciones sean una ofrenda agradable para Ti.

Permíteme usar los dones que Tú me has dado y ayúdame a trabajar de manera justa, sin tener que soportar abusos infames, jefes crueles e incomprensivos, colegas malvados o jornadas extremadamente largas.

Por favor sé mi fuerza y mi refugio en las dificultades cotidianas y cuando me encuentre cansado o angustiado, resguárdame bajo tu manto de calma y esperanza, renueva mi espíritu y sé mi refrescante agua de paz y de vida.



Señor, hoy te pido que me des sabiduría y habilidad en mi trabajo, que seas mi protector y me mantengas a salvo de cualquier calamidad y que me ayudes a ser una persona paciente y a laborar con empeño, paciencia y orden, así como lo hizo Jesús en el taller de Nazaret.

Por favor dame visón, fuerza de propósito y proactividad. Ayúdame a cumplir con aquello que se espera de mí y permíteme ganar el bendito sustento para poder solventar mis obligaciones y las necesidades de mi hogar.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración sincera. De mi parte, yo viviré cada día con fe y entusiasmo, pues sé que Tú nunca me darás una carga que yo no pueda soportar y también sé que lo que Tú tienes preparado para mi vida es masa grande que todas las cosas que yo te he pedido, Amén.


Hacer esta oración con devoción sincera te permitirá acercarte a Dios y pedirle que te guie, te proteja y bendiga tu trabajo. Esta oración también te ayudará a solucionar los problemas que pudieras tener en tu empleo.




Confía, Dios te ama y Él bendice a quienes se esfuerzan cada día para lograr sus objetivos. Pronto verás aquello que tanto has anhelado.