Oración para alejar la envidia y las malas personas.

Amado Dios, en este momento me acerco hasta Ti, lleno de alegría y gratitud, porque Tú siempre me das todo e incluso mucho más de lo que necesito. Me diste la vida, me brindas tu amor y eres Tú quien guía mis pasos durante cada nueva jornada. Es hermoso vivir cada día con la esperanza que solo da tu sublime compañía y la certeza de que en tu nombre, lo mejor aún está por llegar.




Amado Dios, hoy te doy gracias por mi vida, por la vida de mi familia, por el don de la salud, por nuestro hogar, nuestros trabajos y todas las hermosas bendiciones que Tú nos das y por aquellas que están por llegar.

También en esta oración te hago una petición muy necesaria y especial: por favor aleja de nuestra vida aquellas personas malintencionadas, que con su envidia y pensamientos negativos nos desean el mal.

Amado Dios, por favor cúbrenos con tu manto de luz y amor y líbranos de los lobos disfrazados de ovejas, del odio detrás de una falsa sonrisa y de la falsedad cuando se disfraza de amigo.

Por favor toca el corazón de estas malas personas y ayúdalos a transformar sus vidas. Enséñales que los grandes logros y las grandes alegrías se alcanzan con trabajo, dedicación y disciplina y recuérdales que nunca nadie recogerá una cosecha en terreno ajeno.

De mi parte yo seguiré viviendo cada día con alegría y dando a cada instante lo mejor de mí, pues si Tú estás conmigo, nada de lo malo podrá alcanzarme.

Padre celestial, por favor dame la fortaleza para seguir creciendo y adelante aun en medio de las pruebas y dificultades, porque es tu gracia la que me sostiene y donde Tú estás nunca falta absolutamente nada. Gracias Señor por escuchar mi oración y por tus maravillosas promesas, Amén.


Hacer esta oración con devoción y bondad te permitirá acercarte a Dios y pedirle que sea Él librándote de toda envidia o malas intenciones. No te aflijas ni te preocupes, pues Dios será tu guía y protector.




Confía y vive con alegría, pues Dios te ama y aquellos que te quieren ver caer, tendrán que ver cada día como Él te levanta y prospera con su hermoso amor y bondad.