Oración de limpieza, protección y bendición para tu hogar.

Amado Dios, hoy me acerco hasta Ti con devoción y fe a darte gracias por tu amor y tu generosidad. Gracias por el sublime regalo de la vida, por mi familia y ante todo, por nuestro hermoso hogar.




Padre amado, elevo esta oración hasta Ti con una petición muy especial: por favor bendice mi hogar, haz de mi casa tu lugar protegido en donde reinen cada día el afecto, la bondad, la comprensión, la salud y la alegría.

Bendice también a cada miembro de mi familia, a mis amigos y a todo aquel que venga de visita. Permite que cada espacio de nuestra casa se llene de tu hermosa luz y haz que tu presencia se lleve toda la tristeza, la angustia, el miedo y la enfermedad.

Ayúdanos para que nunca falte el pan en nuestra mesa, la ropa que nos viste, la paz en nuestro espíritu, ni la fe en nuestros corazones. Permite que nos entendamos, que nos ayudemos y que juntos podamos crecer como una familia unida en tu nombre.



Por favor danos la fuerza y la sabiduría para trabajar con amor y ganar el sustento para mantener nuestra vivienda. Ayúdanos a solucionar los problemas económicos y por favor borra todo rastro de deuda o escasez.

Señor, te pido también que seas Tú limpiando mi hogar de toda energía negativa, malas intenciones y envidias de los demás. Por favor guardas nuestras puertas y nuestras ventanas, líbranos de los peligros que asechan, de los enemigos malintencionados y permite que solo entren palabras y pensamientos de calma, de prosperidad y de abundancia.

Amado Dios, confío en Ti y en tus planes y por eso pongo mi vida, mi hogar y mi familia en tus manos. Por favor conforta nuestros corazones y haz que en nuestra casa siempre brillen la esperanza, la paz y tu bendición, Amén.


Hacer esta oración con fe y devoción te permitirá acercarte a Dios y pedirle que sea el bendiciendo tu vida, tu familia, tu hogar y sus entradas y sus salidas y colmándolo de dicha, salud, paz y prosperidad.



Confía y vive con alegría, pues el amor de Dios es infinito y Él en su bondad será cuidando todo cuanto te ha dado y preparándote para todo lo que te dará.