Hermosa oración para apaciguar la ira.

Amado Dios, padre amoroso de infinita bondad, hoy me acerco hasta Ti con 2 intenciones, primero y como es justo, quiero agradecerte por tu amor, por tu compañía, por protegerme siempre y por colmar mi vida de hermosos regalos y bendiciones, y segundo pero no menos importante, te pido que me ayudes a deshacerme de la ira.




Padre amado, hay ocasiones donde el enojo desmedido me ha hecho lastimar a personas que amo con palabras injustas y actos indignos.

Hoy me acerco hasta Ti, seguro que mi oración será escuchada, para pedirte que me ayudes a calmarme silenciosamente cuando me encuentre muy enojado.

Padre amado, haber actuado dejándome llevar por la ira me ha hecho mucho daño, por eso te pido que por favor me des inteligencia para evitar actuar desde el orgullo, desde el impulso y desde la furia y me des la calma necesaria para discernir sabiamente y actuar desde el amor, la comprensión y la bondad.

Dice tu palabra que más vale dominarse a sí mismo que conquistar ciudades, por eso hoy te pido que me des la fuerza para conquistarme, para abandonar mi enojo y poder restaurarme a un estado de calma y armonía.

Te pido que sea tu espíritu el que reine en mi cuerpo, mi mente y mi corazón y que tu luz ilumine mi vida y la vida de todos aquellos que me rodean.

Por favor libérame del rencor y ayúdame a resolver mis diferencias con los demás de una manera fraternal y bondadosa. Lléname de tu serenidad y dame un corazón clemente y compasivo.

Gracias amado Dios por escuchar esta oración sincera que nace desde el fondo de mi corazón. Gracias porque sé que Tú me darás por cada lucha una victoria, por cada problema una solución y por cada problema una hermosa bendición, Amén.


Hacer esta oración con fe y esperanza te permitirá acercarte a Dios y pedirle que te dé la calma y la sabiduría para tener el control de tu vida y no actuar dejándote llevar por el enojo o la ira y así vivir una vida más feliz y llena de luz y paz.


Confía, Dios te ama y Él será concediéndote las peticiones sinceras de tu corazón. Eres paz, eres amor y eres bondad, la ira es parte del pasado.