Oración para el jueves 23 de noviembre.

Amado Dios, qué hermoso es despertar en la mañana, sentir tu maravillosa presencia y poderte dar gracias. Gracias Señor por tus cuidados, por toda tu bondad y por ser mi mejor amigo. Gracias por cubrirme con tu amor y darme fuerzas para seguir adelante, aun en medio de todas mis ansiedades y mis angustias.




Padre celestial, gracias también te doy por mi hogar, por mi familia, por el techo que cobijó nuestro sueño y por los alimentos que Tú pones en nuestra mesa. Nuestra vida es feliz y dichosa gracias a Ti y tus hermosas bendiciones, por favor nunca te alejes de nuestra senda, pues cada instante que pasa te necesitamos más y más.

Amado Dios, en este nuevo día daré lo mejor de mí y pondré toda mi voluntad y esfuerzo en cada cosa que haga; te pido que tomes mi mano y me ayudes a avanzar, pues si Tú estás conmigo de nada habré de temer y todos mis propósitos podrán ser una hermosa realidad.

En esta oración también te pido por mi familia y por todas las personas que amo. Tú conoces por todas las cosas que estamos pasando y Tú mejor que nadie conoces nuestros sueños, nuestros planes, también nuestros dolores y nuestras tristezas.

Por favor escucha nuestras suplicas, ilumínanos con tu luz y concédenos los milagros por los cuales tanto hemos clamado.

Por favor danos salud, alimento, trabajo, esperanza, fe y ayúdanos a salir adelante aun en medio de las adversidades, pues si Tú estás con nosotros, ningún obstáculo, por difícil que parezca nos podrá detener.

Amado Dios, por favor guía mi vida en este nuevo día. Dame sabiduría y repara mis fuerzas, consuélame si estoy triste, por favor tómame de la mano de guíame por sendas de dicha, bendición, alegría y prosperidad, Amén.


Hacer esta oración con ilusión, esperanza y alegría, te permitirá acercarte a Dios, darle gracias por todas las bendiciones que te ha dado y pedirle que sea tu guía y protector en este nuevo día que apenas comienza. Confía, Dios te ama y Él será llevándote por caminos de dicha, salud y prosperidad.


Despierta con alegría, ponte de pie con optimismo y vive este día con fe, pues Dios te ama y Él te colmará tu vida de victoria.