Hermosa oración para el lunes 4 de septiembre.

Amado Dios, el fin de semana ha terminado, el amanecer del lunes es una realidad y con él, se anuncia la llegada de una nueva semana. Hoy yo despierto lleno de entusiasmo e ilusión para darte gracias por todas aquellas bendiciones con las que Tú colmas mi vida.




Gracias padre celestial por todo tu amor, por tu maravillosa compañía y porque puedo sentir que Tú a cada instante guías mis pasos y me proteges con bondad. Gracias amado Dios por mi hogar, por mi familia, y porque Tú siempre nos das abrigo, refugio, salud y el pan de cada día.

Señor, en tus manos pongo este lunes y la semana que empieza. Tú conoces mi vida, la vida de mi familia y sabes cuánto te precisamos. Por favor escucha nuestras suplicas, mira nuestras necesidades y concédenos los favores por los cuales tanto te hemos clamado.

Por favor cólmanos de vitalidad, de bienestar y por favor llévate todo aquello que nos lastima, líbranos del enemigo mal intencionado y aléjanos siempre de todo mal.

Por favor ayúdanos a realizar nuestras actividades y acompáñanos en todas las jornadas de cada día. Señor, te pido que orientes nuestro andar por el camino correcto, que cada paso que demos nos acerque más a ti y permanece siempre a nuestro lado para poder superar con inteligencia y dignidad los retos que se puedan presentar.

Amado Dios, te doy gracias por escuchar mi oración. Hoy empiezo este lunes con ilusión y alegría, porque aunque no sé lo que me espera, sé que Tú me guías y me acompañas y yo confío en ti, en tu bondad y en tus maravillosos planes. Gracias por la dicha de vivir una nueva semana y por favor permite que a cada instante encontremos bendiciones, alegría, salud, amor y esperanza, Amén.


Hacer esta oración con gratitud, esperanza y alegría, te permitirá acercarte a Dios, darle gracias por le lunes que comienza y pedirle que sea Él bendiciéndote a ti y a tu familia a lo largo de esta nueva semana.


Confía, Dios te ama, Él siempre escucha tus oraciones y Él será colmándote de dicha, salud, alegría y prosperidad.