Oración para el lunes 16 de octubre.

Amado Dios, los primeros rayos de sol asoman y el trinar de las aves nos anuncia que un nuevo lunes ha llegado. Gracias por la dicha de poder despertar a esta nueva semana, gracias por tu amor y toda tu bondad.




Te doy gracias Señor porque a cada instante puedo sentir tu presencia en mi vida y te veo a Ti reflejado en cada una de mis bendiciones: en la alegría, en la salud, en mi hogar y en mis logros.

Padre eterno, en tus manos encomiendo mi vida y la vida de mi familia en esta semana que inicia. Por favor ilumínanos y guíanos y permite que cada cosa que hagamos salga bien. Que nada ni nadie robe nuestra paz interior ni nuestras sonrisas.

Señor, por favor Abrázanos con tu amor y danos sabiduría en cada uno de nuestros actos, fe para poder alcanzar aquello que nos propongamos y fuerza de voluntad para comprender que tus planes son perfectos, y que aquello que hoy parece una difícil prueba, muy pronto habrá de convertirse en una señal fehaciente de tu amor y tu bondad.

Amado Dios, Tú conoces nuestras vidas, nuestras ilusiones y también nuestras angustias. Por favor mira nuestras vidas y ayúdanos a alcanzar aquello por lo que tanto te clamamos.

Por favor consuela a quien este acongojado, acompaña al solitario, sana al enfermo y devuelve la ilusión al desesperanzado. Amado Dios, por favor sé ese bello campo de verdes prados y frescas aguas donde podemos encontrar paz y reposo.

Padre, por favor orienta cada uno de nuestros pasos en esta semana. Ayúdanos a ser felices, permite que nuestros actos sean agradables para Ti, bendice con tu amor todas nuestras entradas y salidas y dirige nuestros pasos para que así, nos lleves por sendas de paz, éxito y plenitud, Amén.


Hacer esta oración con dicha y esperanza, te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por todas sus obras y toda su bondad y pedirle que en esta nueva semana sea Él protegiendo tu vida y la vida de aquellos que amas y ayudándolos a alcanzar sus más grandes anhelos. Confía, Dios te ama y esta será una semana de dicha y bendición.


En esta semana vive con ilusión y una gran alegría, pues Dios escucha tu oración y Él siempre guiará tus pasos con amor y bondad.