Oración para el martes 4 de septiembre.

Amado Dios, cada nuevo amanecer es un regalo que me hace recordar el inmenso amor que Tú tienes por mí. Qué sublime es poder despertar y darte gracias porque tuve un techo que cobijo mi sueño, porque me das salud, porque siempre hay alimentos en mi mesa, porque tengo una hermosa familia y también grandes amigos.




Señor, mi vida es maravillosa gracias a Ti, por favor nunca te apartes de mi senda pues cada día que pasa yo necesito más de tu luz y compañía.

Amado Dios, te pido que en este nuevo día tu gracia, tu amor y tu misericordia no se aparten de mí, ni de mi familia. Por favor Ilumina nuestras mentes con tu sabiduría y nuestro corazón con tu bondad, guíanos en cada una de nuestras actividades, sé nuestro refugio seguro y nuestro valle de reposo.

Este nuevo día lo viviré lleno de alegría y optimismo, pues puedo sentir Tú presencia en mi camino y si Tú estás conmigo nada habrá de faltarme y de nada voy a temer. Padre, te pido que por favor sigas llenando mi vida de hermosas bendiciones, de amor, de dicha y de prosperidad.

Amado Dios, te suplico que me revistas de humildad y don de servicio, permíteme ayudar al hermano que lo necesita, hazme un instrumento de tu obra y permite que aquellos que se acercan a mi puedan sentir tu presencia.

Señor yo confío en Ti y en tus maravilloso planes, por eso pongo mi día en tus manos. Por favor contempla mi vida y mis necesidades y si es tu voluntad, concédeme la dicha de alcanzar los milagros por los cuales te he clamado. Toda mi fe esta en Ti Señor y acepto tu obra y tus tiempos perfectos.

Gracias Padre por escuchar y atender mi oración, eres mi mejor amigo y te amo con el amor más puro y honesto, Amén.


Hacer esta oración lleno de amor, gratitud y esperanza, te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por todas las cosas maravillosas que te ha dado y por todas las bendiciones que están por llegar.


Eleva a Dios una oración con devoción y fe y espera en su nombre, pues Dios te ama y Él te dará dicha, victoria y bienestar.