Oración para el martes 24 de octubre.

Amado Dios, hoy quiero empezar mi oración dándote gracias por este día que Tú en tu inmensa bondad me regalas. Es hermoso poder despertar cada mañana y verme rodeado de tantas maravillosas bendiciones.




Tú me das la vida y me permites vivirla al lado de mi familia, me das un techo seguro bajo el cual descansar, me brindas el pan de alimento y siempre cuidas de mí y de los míos. Qué glorioso es poder sentir tu presencia a cada instante en mi vida y qué glorioso es saber que Tú siempre escuchas mis plegarias y me brindas maravillosas respuestas.

Hoy viviré con alegría, porque sé que Tú estás conmigo y desde ahora, en tu nombre declaro que hoy será un día de triunfo, donde mis anhelos se convertirán en dulce realidad y viviré rodeado de amor, felicidad, paz y prosperidad. Mi vida es maravillosa gracias a Ti Señor, alabado seas por siempre.

Amado Dios, te pido que no te apartes de mi vida y que seas mi guía, mi refugio y también mi consuelo. Te pido que me colmes de sabiduría para tomar buenas decisiones, paciencia para no desfallecer en medio de las pruebas y fe para comprender que tus designios son perfectos y que tus planes siempre son mejores que los míos.

Señor, por favor ayúdame a alcanzar mis metas, Tú conoces mi vida y mis sueños, tómame de la mano y guíame por caminos de victoria.

Padre eterno, confío en Ti, en tus palabras y en tus promesas maravillosas. Por eso pongo este día que comienza en tus manos. Por favor orienta mi andar, cuida de las personas que amo, ilumina mi mente y despeja mis dudas, llena de valentía mi espíritu y desborda éxito y abundancia en mi vida.

Señor, es la fuerza de tu amor la que me permite salir adelante. Gracias por ser la luz que aclara mi senda y gracias por ser mi mejor amigo, Amén.


Hacer esta oración con un corazón lleno de fe y gratitud, te permitirá acercarte a Dios para pedirle que sea Él bendiciendo tu vida, la vida de las personas que amas y guiando cada uno de sus pasos y sus obras.


Confía, Dios te ama y Él siempre está contigo iluminando tu senda, inspirándote en el camino y haciendo que cada nuevo día de tu vida sea más hermoso y más colmado de bendición.