Hermosa oración para el 16 de julio.

Amado Dios, en este nuevo domingo me despierto lleno de gratitud y alegría, porque nuevamente me has dado el grandioso regalo de la vida y me permites contemplar la maravillosa obra de tu creación: los árboles, el bello azul del cielo y la fresca lluvia que riega los campos.





Tú eres inmensamente bueno y bondadoso y me bendices con un cálido hogar, con maravillosos alimentos en mi mesa y con una hermosa familia que amo y que me ama. Gracias también señor porque en la semana que termina nos permitiste seguir avanzando en el camino de nuestros sueños.

En este día de descanso y gloria quiero encomendar a ti todas mis acciones y todos mis anhelos. Llena mi corazón de amor para compartir con mis hermanos, mi espíritu de alegría para dar testimonio de tu gloria y mi mente de conciencia para poder decidir siempre con buen criterio e integridad. Por favor amado Dios, cúbreme con tu hermoso manto de luz y llévame por sendas de dicha, triunfo y prosperidad.

Bendice Padre celestial mis planes, mis obligaciones, mi hogar, y también a las persona que me rodean. Por favor permítenos superar las dificultades y crecer a través de ellas y si por algún motivo nuestra fuerza se llegará a diezmar, tómanos de la mano y danos el valor y el coraje para seguir adelante.

Nuestras alegrías y nuestros triunfos los construimos en ti Amado Dios, sin tu presencia en nuestras vidas nada sería posible.

Y cuando llegue la noche, permíteme tener un descanso placido y reparador. Por favor aleja de mi mente las preocupaciones que me quitan el sueño y en su lugar siembra ideas de amor y prosperidad.

Amado Dios, gracias por permitirme sentir tu presencia en mi vida; Yo no te pido que quites los obstáculos de mi camino, yo solo te pido que me des sabiduría y valor para superarlos, pues si tú estás conmigo, nada ni nadie estará contra mí, Amén.


Hacer esta oración con amor y fe te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por la semana que termina y poner en sus manos tu vida, tus propósitos y tus anhelos para este nuevo día y la semana que está a punto de empezar. Dios llenará tu vida de alegría y prosperidad.


Se feliz, pues Dios ha escuchado tu oración y Él cumplirá su palabra en tu vida. Que la luz de Dios y los rayos del sol alegren tu jornada.